Al pasar del arroyo: 130

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 130 de 148
Al pasar del arroyo Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LISARDA.

El vuestro será mayor,
por vuestra noble crianza.
  Y componed vuestra lengua,
que estáis ya muy atrevida.

JACINTA.

Siendo yo tan bien nacida,
¿para qué me dais por mengua
  no ser noble mi crianza?
Pero quiérome volver
donde nadie pueda hacer
traiciones a mi esperanza.
  Úsase allá más verdad.
¡Oh, bien haya un verde prado,
adonde sirven de estrado
llaneza y seguridad!
  ¡Oh, bien haya un aposento,
en quien es tapicería
la limpieza y la alegría,
que es donde vive el contento!
  No sé quien me trajo a mí,
aunque la vida me importe,
a esta noria de la corte.

LISARDA.

¿Ya es noria la corte?

JACINTA.

Sí.
  Donde por calles y fuentes
son arcaduces sus coches,
que los días y las noches
reciben y vacían gentes,
  ¿Hacen aquí todo el año
mas que andar al rededor
unos tras otros?


<<<
>>>