Amar, servir y esperar: 003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 003 de 133
Amar, servir y esperar Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


ANDRÉS:

Cuando esta sierra
no fuera tan Morena,
hoy lo quedara como el nombre suena.
Pobres de los caballos,
apenas pude atallos,
mas no podrán moverse
que si llegan a verse
los animales en peligros tales,
¿no se apartan del hombre, aunque animales?

FELICIANO:

Dices verdad, y no me maravillo,
que huyendo de un halcón un pajarillo,
sobre la mano se me puso un día,
y pienso que chillando me decía,
hombre deste tirano me defiende.

ANDRÉS:

Ya parece que el cielo se suspende,
lástima es ver entapizado el suelo
de rotas verdes hojas
entre balas de yelo.

FELICIANO:

Ya por las nubes cárdenas y rojas
acecha el sol la tierra,
como que no se atreve
a mirar los despojos de la guerra,
y revueltas las ramas y la nieve
precipitarse arroyos turbulentos
entre dientes de bárbaros acentos.
Pero escucha, ¿qué es esto
que entre aquellas encinas
parece voz humana?