Amar, servir y esperar: 046

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 046 de 133
Amar, servir y esperar Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FELICIANO:

  Conozco que la serví
y la vida aventuré,
y que fue cuando se fue,
tan ingrata para mí.
  Pero con necia inquietud
tengo, y lo tengo a locura,
más presente la hermosura,
Andrés, que la ingratitud.
  Que Andrómeda vio Perseo
atada al peñasco duro,
dando al mar aljófar puro
y al joven dulce deseo.
  ¿Cómo a aquella dama vimos
descompuestos los cabellos,
dando de sus ojos bellos
aljófares a racimos?
  No amaneció para rosa
como ella en tanta desgracia,
que llorar con buena gracia,
hace a una mujer hermosa.
  ¡Qué lágrimas!, ¡qué dolor!,
pienso que en tal desconsuelo
no cayó perla en el suelo,
que no se volviese flor.