Amar, servir y esperar: 097

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 097 de 133
Amar, servir y esperar Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


DIEGO:

  Mientras vivió Dorotea
en Madrid, su gallardía
algún cuidado tendría,
no es su ofensa que lo crea,
ni que Feliciano sea,
si por su gusto la sigue;
mas que casada la obligue
a favor, toca al honor
que hasta casarse es amor
y deshonor si prosigue.
  Ah, como me ha castigado
el cielo, porque he venido
con nombre ajeno fingido
a engañar quien me ha engañado.
Tanto hablar, tanto cuidado
en mirar y en reparar
cuando yo vuelvo a mirar
algún secreto hay aquí,
pero ya, sino es de mí,
¿de quién me puedo quejar?
  Dilatar el casamiento
es fuerza y ver lo que pasa,
porque yerra quien se casa
mal seguro el pensamiento.
Son pasos que piden tiento,
que como a casarse van,
con mucho espacio se dan,
que enamorado un discreto
perdona cualquier defeto,
pero no tener galán.


<<<
>>>