Amazonas en las Indias: 04

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto I
Pág. 04 de 85
Amazonas en las Indias Acto I Tirso de Molina


GONZALO

Armígera Belona,
los que nacieron, como yo, al respeto
que la fama corona
obligados, y estiman el conceto 65
en que el valor los pone,
adoran las bellezas;
y por más que ocasione
el peligro su enojo, las noblezas
en defender las damas se ejercitan 70
y en fe desto su amparo solicitan.
Amarlas y servirías
es sólo mi blasón, pero no herirlas.

MENALIPE

¿Agora cortesías?
¡Qué mal conoces presumpciones mías 75
si juzgas por favor estos rigores!
Aguarda y llenaréte de favores.
(Dale un golpe.)

GONZALO

Bizarro aliento, airosa valentía;
feliz región que prodigiosa cría
en tan remota parte 80
a Venus tierna transformada en Marte.
La industria, esta vez sola,
sin armas ofensivas
acredite mi sangre que, española,
refrenando las manos vengativas 85
sabe sin ofender tales bellezas
vencer peligros y lograr destrezas.
 
(Éntranse retirando don GONZALO a MENALIPE sin sacar la espada,
y salen CARAVAJAL y MARTESIA peleando.)

MARTESIA

No tengo de matarte aunque pudiera,
que si lo apeteciera,
aunque su esfuerzo en ti depositara 90
cuanto vigor, aliento, bizarría
tu heroica sangre cría,
aunque Alcides en ti resucitara
su espíritu gigante
(aquél en cuyos hombros 95
eternizando asombros,
pedestal de los cielos como Atlante,
fió su alivio en ellos),
hay más valor en mí que en todos ellos.


<<<
>>>