Amazonas en las Indias: 23

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto I
Pág. 23 de 85
Amazonas en las Indias Acto I Tirso de Molina


GARCÍA

No, que España ignora quién es,
pues a la puerta le echaron 840
los padres que le engendraron
de la iglesia, y fue después
hijo de la compasión
de un sacerdote llamado
Hernando Luque, y criado 845
de limosna en Malagón.
Ya yo sé que estas verdades
la vida me han de costar,
pero yo he de conservar,
como noble, las lealtades 850
que me han dejado en herencia
mis padres y he de imitarlos.
No reina aquí sino Carlos;
quien se atreve a su obediencia
mancha su fidelidad. 855
García soy de Alvarado
que sabré en el campo armado
defender esta verdad.
 
(Vase.)

DIEGO

¡Matalde! ¡Cerrad las puertas!
¡Vive Dios que he de agotar 860
estos Pizarros y dar
a pasiones descubiertas
castigo que al mundo espante!
¿Con la hacienda que gastó
mi padre no se ganó 865
todo el Pirú? ¿Qué ignorante
esta verdad no confiesa?
¿Pues por qué el emperador
ha de ser usurpador
de lo que sólo interesa 870
quien su hacienda y sangre gasta?
En vez de mi padre quedo,
su acción y derecho heredo.
Éste me sobra y me basta
para el imperio que busco 875
y el valor ha de adquirir.
Pues, pensamientos, morir
o coronarme en el Cuzco.
 
(Tocan a rebato.)

¿Pero qué rebato es este?


<<<
>>>