Amazonas en las Indias: 41

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 41 de 85
Amazonas en las Indias Acto II Tirso de Molina


VACA

A vos, maese de campo, os sobra tanta
y endulzáis narraciones lastimosas 1560
de suerte que si oírlas nos espanta,
vuestra sazón las sabe hacer sabrosas.
Sólo caben por vos en un sujeto
vencer valiente y deleitar discreto.
Crió el cielo en España 1565
al señor don Gonzalo
para acciones al crédito imposibles,
y mostró en esta hazaña
que para él los peligros son regalo,
más deseados cuando más horribles. 1570
Si Carlos a su lado lo tuviera
temblara Argel y Solimán huyera.
 
(A DON GONZALO.)

Vuesa merced consuele a su sobrina,
hija del gran marqués, pues le sucede
en esta obligación y sólo puede 1575
restaurar su presencia la ruina
que con su muerte llora.
Tendrá doña Francisca, mi señora,
pues a su amor la fío,
juntamente en su amparo padre y tío. 1580
Yo doy la vuelta a Lima
porque el Pirú recela
las ordenanzas que el Consejo intima
y que despacha a Blasco Núñez Vela
por su virrey primero, 1585
al paso bien nacido que severo.
Si el César, cual se afirma,
hizo al marqués merced de que nombrase
gobernador que en su lugar quedase,
presénteme su cédula o su firma, 1590
que si antes que muriese
el marqués ordenó que sucediese
vuesa merced en su gobierno y cargo,
renunciaré yo el mío (sin embargo
de que hasta agora en posesión le tenga) 1595
y antes que a Lima Blasco Núñez venga,
la Real Chancillería
le admitirá por tal a instancia mía,
que las reales mercedes concedidas
no se derogan mientras no sucede 1600
insulto que las vede,
y dándose el gobierno por dos vidas,
siendo vuesa merced, como sospecho,
por el marqués nombrado, ¿qué derecho
alegará el virrey con que le prive 1605
de la acción que le ampara mientras vive?


<<<
>>>