Amazonas en las Indias: 43

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II
Pág. 43 de 85
Amazonas en las Indias Acto II Tirso de Molina


VACA

Hará mal si no estima
tal valor el virrey. Mándeme en Lima
vuesa merced, verá con cuánto celo 1640
le procure servir.

GONZALO

Prospere el cielo,
señor, a vuesiría
para patrón de la justicia mía.

(Vanse.)
 
(Salen MENALIPE y MARTESIA.)

MENALIPE

No dudes, Martesia mía,
la muerte que darme tratas 1645
si la vista me dilatas
de mi español sólo un día.
Amor y melancolía
martirizan mis desvelos;
la ausencia, que es toda hielos, 1650
llamas en mi pecho aumenta;
su memoria me atormenta
y me enloquecen mis celos.
¿No fue ingratitud notoria,
hermana, no fue crueldad 1655
llevarme mi libertad
y dejarme su memoria?
¿Robarme el alma es vitoria
y no el cuerpo en que se encierra?
Mas, ¡ay cielos!, que en la guerra 1660
quien al asalto se arroja
las joyas y oro despoja
y echa la casa por tierra.
Blasonaba mi rigor
desprecios de mi desdén; 1665
guárdese de querer bien
quien nunca ha tenido amor,
que cuando con más valor
el bronce suele mostrarse
al fuego que apoderarse 1670
de su materia pretende,
cuanto más tarde se enciende,
dura más en conservarse.
Martesia cara, yo muero,
Yo perezco, yo me abraso. 1675
Si de mi vida haces caso
págame lo que te quiero.
Ya suele el viento ligero
servirte de augusto carro,
más que el de Febo bizarro; 1680
forma de sus alas coche
y haz que me lleve esta noche
a ver mi Apolo Pizarro.


<<<
>>>