Amazonas en las Indias: 63

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto III
Pág. 63 de 85
Amazonas en las Indias Acto III Tirso de Molina


GONZALO

Cesa, que me matas, cesa.
¿Doña Francisca Pizarro?
¿Doña Francisca? ¿Y que en ella
un caballero ejecute
desaires de su nobleza? 2435
¿Presa en la mar mi sobrina?
¿Por qué culpa y a qué presa?
¿Por qué en la mar, si culpada,
que aún no mereció en la tierra
que le conquistó su padre, 2440
que sus agüelos pudieran
dejarla, como monarcas,
en fe de ser su heredera?
¿El sol de su honestidad
entre las viles tinieblas 2445
de atrevimientos soldados
al qué dirán de las lenguas?
¿Cuándo pecó la ignorancia?
¿Cuándo agravió la inocencia?
¿Cuándo enojó la virtud? 2450
¿Cuándo ofendió la belleza?
¿No obligaran cortesías
por mujer cuando ofendiera,
por noble cuando agraviara,
y cuando todo por bella? 2455
¿Yo sin honra, mi Francisca
ocasionada a la afrenta?
¿La ley de Dios profanada?
¿A riesgo del rey la hacienda?
¿Y yo gobernador suyo? 2460
¡No, cielos! No vida quieta,
no retiros agradables,
no soledades amenas.
Sin retornos mis servicios,
vaya; sin indios ni rentas 2465
mis heridas y trabajos,
¿qué importa cuando se pierdan?;
pero, ¿sin fama, sin honra,
a peligro la limpieza
de mi inocente sobrina 2470
y que por ella no vuelva?
Vituperárame el mundo.
Adiós apacibles selvas,
valles siempre sosegados,
quintas floridas y frescas, 2475
que ya será cobardía
lo que hasta agora prudencia.
¡Toca al arma! ¡Marcha al Cuzco!
¡Muera el ocio! ¡Viva el César!


<<<
>>>