Amazonas en las Indias: 69

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto III
Pág. 69 de 85
Amazonas en las Indias Acto III Tirso de Molina


MARTESIA

Airado español, detente.

CARAVAJAL

¿En desierto y tentadoras?
¿Mas qué llegáis a ofrecerme, 2725
piedras por pan?

MARTESIA

¿Me conoces?

CARAVAJAL

Los diablos y las mujeres
dicen que sois de una casta,
y aunque serafín pareces,
tendrás diablescas las obras 2730
si engañosa me detienes
en favor de Blasco Núñez.
¿Dónde te he visto? ¿Quién eres?
¿Qué pides? ¿Qué se te antoja?
Que todas las de tu especie 2735
en llegando el donativo
vienen para mí de réquiem.
Si en la corte de Castilla
un medio ojo me embistiese,
y por la calle Mayor 2740
(donde son sus mercaderes
escollo de toda bolsa,
sus coches nuestros bajeles
que en cualquiera tienda encallan,
y sus ninfas holandeses) 2745
pudiérasme ejecutar
en colonias, alfileres,
guantes, bandas, rosas, dijes,
o más arriba en joyeles,
polleras, basquiñas, naguas, 2750
y lo que este siglo teme:
en cajas de chocolate;
que para que desesperen
los Píramos en vellón,
conforme de allá me advierten, 2755
el diablo inventó a Guaxaca,
Guatemalas y Campeches,
pues después que se conocen
en nuestra nación, se beben
en tres jícaras tres damas 2760
cien escudos en dos meses.
Pero aquí si no es que pidas
del modo que Eva a la sierpe,
o plátanos o guayabas,
sólo tengo que ofrecerte 2765
con bizcochos destos riscos
chocolates destas fuentes.


<<<
>>>