Amor, pleito y desafío: 029

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 029 de 123
Amor, pleito y desafío Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


ANA:

               El alba, por el mes de los amantes,
               poniendo estaba lirios y azucenas
               una mañana, pocos tiempos antes
               de la ocasión, principio de mis penas,
               cuando me dan mis padres ignorantes
               (también error) licencia a manos llenas
               para que salga al campo, en que primero
               tomé yerros amor que anduve a acero.
               Fui al prado de la santa que, atrevida,
               a quien le dio los pies tomó las manos,
               y hallé a don Juan, que, con suave herida,
               rindió de amor mis pensamientos vanos;
               gallardo a la jineta y a la brida
               domaba dos caballos castellanos,
               que no siempre han de ser los andaluces
               de airosas manos y fogosas luces;
               vine a mi casa llena de deseos,
               que la imaginación conmigo hacía
               los mismos caracoles y escarceos
               que en el campo don Juan formado había;
               desde entonces juzgué que sus empleos
               a conquistar mi gusto reducía,
               miré si me miraba, hablé si hablaba,
               que amor, rendida yo, cerró el aljaba.


Amor, pleito y desafío de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III