Amor, pleito y desafío: 034

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 034 de 123
Amor, pleito y desafío Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


PADILLA:

               Excusad, estrellas mías,
               las perlas, que están abiertas
               las rosas de las mejillas;
               allá me ha de hacer merced,
               y nuestra boda apadrina
               volviendo a Valladolid.

MARTÍN:

               ¡Ay, ay, ay!

LEONOR:

               ¿De qué relinchas?

MARTÍN:

               Todos se casan, y yo
               no puedo alcanzar justicia.

LEONOR:

               Maldito seas, amén.
               Como se ven las mentiras
               en el fieltro y las botazas,
               tú me quieres, tú me olvidas.

MARTÍN:

               Pues ¿puédome yo quedar?

LEONOR:

               Fingieras, pues lo sabías,
               una calentura o dos.

MARTÍN:

               Aun no son buenas fingidas;
               pues es verdad que quedara
               en casa abundante y rica,
               porque, partido mi amo,
               no hay más del ama que guisa,
               y de tal guisa la tal
               guisa las ollas que aliña,
               que pudieras sin espejo
               afeitarte en la escudilla;
               los garbanzos, por los viernes,
               hacen con dulce armonía
               bailes de a cuatro en el caldo.

LEONOR:

               Eso es ser pobre y ser limpia.


Amor, pleito y desafío de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III