Amor, pleito y desafío: 085

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 085 de 123
Amor, pleito y desafío Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ANA:

               Aquí están
               mis criados, y es mejor
               que te quedes para hablalle.

JUAN:

               ¿Hablaste al rey?

ANA:

               Quise dalle
               cuenta de mi necio error,
               pues me casaba tan mal,
               y como hablaste conmigo,
               dejé aquel intento, y sigo
               el que es a mi gusto igual.
Vase

JUAN:

               Por un álamo blanco que pomposo
               de verdes hojas que aforraba en plata,
               un alcázar de pájaros retrata,
               subió una hiedra y le llamaba esposo;
               los ramos que de Alcides vitorioso
               fueron corona, y enlaza, prende y ata,
               y a los pimpollos últimos dilata,
               con débil paso, el círculo amoroso.
               Villano labrador, del monte guerra,
               la hiedra corta, que el humor no alcanza,
               seca los brazos y las hojas cierra;
               no menos levantada mi esperanza
               en los brazos del rey, cayó en la tierra,
               que no hay cosa segura de mudanza.


<<<
>>>