Amor, pleito y desafío: 121

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 121 de 123
Amor, pleito y desafío Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


ALFONSO:

               ¿Cómo sabré yo que el pleito
               se acabó?

JUAN:

               Porque doña Ana
               es mi mujer, que no quiero,
               con desprecios y mudanzas,
               apelar de la sentencia.

ÁLVARO:

               Señor, la disculpa es llana,
               y aunque yo quejarme puedo
               de que doña Ana me agravia,
               ella sabe que eran burlas
               entre los dos concertadas,
               por dar pesar a Beatriz.

ALFONSO:

               Para que yo no quedara
               con sospecha en las disculpas,
               que a veces sin parte engañan,
               quisiera que el de Padilla
               a conferirlas se hallara;
               pero pidióme licencia
               y partióse esta mañana
               a la raya de Aragón.

MARTÍN:

               (Llega, ¿de qué te acobardas?)

PADILLA:

               Déme su alteza los pies.

ALFONSO:

               ¿Es don Juan?

PADILLA:

               Cuando tomaba
               postas con licencia tuya
               en defensa de mi fama,
               un caballero me dijo
               que el conde de Haro llevaba
               preso a don Juan de Aragón;
               pues si tú prenderle mandas,
               ¿cómo me mandas a mí
               que al desafío me parta?
               ¿Con quién le tengo de hacer?


<<<
>>>