Arauco Domado: 021

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 021 de 140
Arauco Domado Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


CAUPOLICÁN:

  Arremete al fuerte luego,
no quede vivo español
antes que al valle de Engol
pongan los que vienen fuego.
  Mirad que es para mí daño
la venida desta gente».
Dijo, y de alquitrán ardiente
quedó rechinando el baño.
  Salí sintiendo en el pecho
mil víboras, de quien ya
a no ver lo que aquí está
fuera abrasado y deshecho.
  ¡Oh, valientes araucanos!
Agora es tiempo; mirad
que es gran bien la libertad
y que hoy está en vuestras manos.
  ¡Tocad a guerra! ¡Saquemos
las armas que dieron muerte
a Valdivia y este fuerte
de Penco por tierra echemos!
  Tengo una capa de grana
que quiero dar al primero
que, con maza, arco o acero,
sacare sangre cristiana.
  Picas tenemos, y espadas
que ganamos en la guerra
pasada, que desta tierra
fueron ya tan estimadas.
  ¡Ea, Rengo y Tucapel!
¡Ea, Talguén y Orompello!
La ocasión os da el cabello:
poned las manos en él.
  ¡Al arma! ¡Al arma!


<<<
>>>