Arauco Domado: 022

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 022 de 140
Arauco Domado Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


TUCAPEL:

¡Detente,
general Caupolicán,
que los que contigo van
son muchos para esa gente!
  Déjame ir solo; no digan
que fuimos dos araucanos
para treinta mil cristianos.

RENGO:

Oye, que a todos obligan.
  Ten paciencia, pues yo voy,
que también pudiera solo
hacer temblar este polo,
pues todos sabéis quién soy.

TALGUENO:

  ¡Mueran! ¿En qué os detenéis?
El que primero llegare
los mate sin que repare
en que uno por mil valéis.
  No imaginéis que esto es guerra,
sino castigo.

OROMPELLO:

Talgueno
habla de arrogancia ajeno.
Quede en libertad la tierra
  y cada cual, por su parte,
muestre su heroico valor.

CAUPOLICÁN:

Sígueme, Fresia.

FRESIA:

Mi amor
me esfuerza, esposo, a ayudarte.


<<<
>>>