Arauco Domado: 044

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 044 de 140
Arauco Domado Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


REBOLLEDO:

  Otra vez, ojos, tornáis
a vencerme. ¿Aquesto es vida?
¿Hay muerte más conocida
que la que sufriendo estáis?
  ¡No estuviera yo en España!
¿Quién me trujo por mil mares
a sufrir tantos pesares
en esta estéril campaña?
  Yo como yerbas aquí
de nombres que indios les dan,
que ni se los puso Adán
ni en mi vida los oí.
  ¿Hay nombre como 'jamón'?
¿Hay yerba como lunada?
¿Hay maíz como empanada
de una trucha o de un salmón?
  Los que las Indias hallaron
vinieron por oro y plata;
halláronla tan barata
que por vidros la compraron.
  No viene así don García
ni plata intenta buscar,
que viene a pacificar
su bárbara rebeldía,
  pues es verdad que estos [no] son
de los indios desarmados
que hallaba en selvas y prados
como corderos Colón,
  sino los hombres más fieros,
más valientes, más estraños
que vio este polo en mil años.
Ojos, no puedo venceros.
  Dicen que en la Antigüedad
daban tormento de sueño;
no era tormento pequeño.
Pero en tanta soledad,
  ¿qué es lo que puedo temer?
Los indios, ya recogidos,
más curarán sus heridos
que cuidarán de volver.
  Durmámonos un poquito.


<<<
>>>