Arauco Domado: 079

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 079 de 140
El animal de Hungría Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


GUALEVA:

Tu gran valor
me da ocasión que me atreva
  a buscarte desta suerte.
Gracias al Sol que te veo,
porque ha días que deseo,
español, hablarte y verte.

DON FILIPE:

  Este soldado decía
que el mismo sol me buscaba
y que de noche llegaba
para convertirla en día,
  y que se engañó recelo,
porque, buscándome vós,
podemos decir los dos
que me busca todo el cielo,
  que sol, estrellas, esferas,
luna y planetas también
en esta noche se ven.

GUALEVA:

¡Qué palabras lisonjeras!
  Yo pensé que los soldados
menos blandura tenían.

DON FILIPE:

Cuando al campo los envían
de acero y de honor armados
  muestran braveza a los hombres;
pero hablando con mujeres,
¿cómo, hermosa dama, quieres
ver su arrogancia y sus nombres?
  Cuando hablo a Tucapel,
y él lo sabe ya de mí,
soy león; mas, para ti,
¿para qué he de ser cruel?
  Allá deseo rendir;
aquí, estar siempre rendido.


<<<
>>>