Arauco Domado: 091

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 091 de 140
El animal de Hungría Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


FRESIA:

Aguarda, que en esta guerra
me has de llevar a tu lado.

MILLAURA:

  Mira que es muy niño Engol.
¿Estás loca?

FRESIA:

Ven tras mí.

ENGOL:

Guarda; y aguarda, español,
que baja Engol sobre ti,
hijo de Fresia y del Sol.
(Vanse.)
(Sale CAUPOLICÁN con sangre.)

CAUPOLICÁN:

  ¡Oh, valor invencible de españoles!
¡Oh, generoso mozo don García,
sol que das resplandor a tantos soles!
  Mas, ¿qué se ha hecho la arrogancia mía?
¿Cómo alabando voy a mi enemigo
en este de mi infamia último día?
  Huélgome que tendrás justo castigo,
soberbio Tucapel, de tu arrogancia.
Mas, ¿dónde voy o qué camino sigo?
  Mi tambo está de aquí larga distancia.
Sangre me falta, descansar es justo
si ya es mi vida a Chile de importancia.
  Quiérome echar al pie deste robusto
antiguo tronco para ver si el sueño
templase de mis penas el disgusto.
  No volveré jamás, palabra empeño,
a Arauco, al Sol, a hacer a Hurtado guerra.
Sea de Chile el rey de España dueño
y yo descanse en esta humilde tierra.


<<<
>>>