Arauco Domado: 104

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 104 de 140
Arauco Domado Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


TUCAPEL:

Pues como pongas
un rey de España en su sangre,
no le pidas mayor gloria.
Ahora bien, soldado amigo,
yo no tengo ricas joyas
que darte, que, como sabes,
Arauco produce pocas.
Este arco y estas flechas
te doy por prenda amorosa
de nuestra firme amistad,
y porque tengas memoria
de que si la guerra dura
y nuestras armas se tornan
a ver pecho a pecho, el día
que en sacallas te dispongas,
en viéndome, no las muevas,
que por los ojos que adoran
los míos de no ofenderte...

REBOLLEDO:

Mucho yerra el que os provoca
a no rendiros en paz,
que si te dijese cosas
que estos Mendozas han hecho
con la gente alarbe y mora,
las batallas que han vencido,
las ciudades, las coronas
que han añadido a sus reyes
con tan ilustres vitorias,
echaríades de ver
que es imposible que agora
os libréis deste mancebo
de cuyo sol seréis sombra.


<<<
>>>