Averígüelo, Vargas: 102

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 102 de 109
Averígüelo, Vargas Acto III Tirso de Molina


REY:

                 Ya veremos en consejo
                 lo que más conviene. Adiós;
                 bien acompañado os dejo.
                 Dichoso el rey que en los dos
                 tiene su amigo y espejo.
 
Vase con el ACOMPAÑAMIENTO

PEDRO:

                 Divino y raro valor
                 muestra el rey.

ALFONSO:

                 Con tal maestro
                 no puede menos, señor.

PEDRO:

                 Por merecerlo, le muestro
                 tantos estremos de amor;
                 pero de alguna tristeza
                 parece en el rostro noble
                 la señal y la aspereza.
                 Decilda; que siento al doble
                 esa pena.

ALFONSO:

                 Vuestra alteza
                 me ayude a sentir también
                 mi desconsuelo.

PEDRO:

                 ¿Qué ha sido?
                 ¿Quién os ha ofendido?

ALFONSO:

                 ¿Quién
                 sino el cielo? Que he perdido,
                 señor, la mitad del bien.
                 A don Ramiro envié
                 a la corte...

PEDRO:

                 Ya está en ella
                 de suerte que en él se ve
                 ser la más luciente estrella
                 de Portugal.


Averígüelo, Vargas de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III