Balada XII: ¡Pan!

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Baladas españolas
Balada XII : ¡Pan!
 de Vicente Barrantes


Señores que en el banquete
a los perros arrojáis
el pan como vil juguete;
¿no miráis
temblar la estendida mano
de ese anciano
que os pide muerto de afán:
¡pan! ¡pan! ¡pan!?

Damas que en nada hay quien tilde,
y el pan bendito rehusáis
por ser un manjar humilde;
¿no miráis
a esos miles de mujeres
¡tristes seres!
que acaso a venderse van
por un pan?

Niños, niños, dulces prendas,
que en migas desmenuzáis
el pan de vuestras meriendas
¿no escucháis
a esos niños tan hermosos,
que llorosos
pidiéndoos sin tregua están:
¡pan! ¡pan! ¡pan!

Decid, labriegos sencillos,
que de la choza ahuyentáis
a los tiernos pajarillos;
¿no pensáis
que ese grano, que esa espiga,
que esa miga
de pan, que buscando van,
es su pan?

¡Mundo ciego, que no sabes
que lo que dejas perder
hombres puede, y niños y aves,
mantener!
reciban pan tus hermanos
de tus manos
que las de Dios te darán
mejor pan.