Cédula Real (20 de Abril de 1650)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

CÉDULA REAL SOLICITANDO DONATIVOS PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE LA CAPILLA DE NUESTRA SEÑORA DE ATOCHA EN MADRID, PATRONA DE LA ARMADA Y LAS FLOTAS DE INDIAS.

EL REY.

Por cuanto se me ha propuesto que, entre lo medios que se podrían disponer para la fábrica de la Capilla de la Milagrosa Imagen de Nuestra Señora de Atocha, que he mandado reedificar en el Convento que comúnmente se llama de este nombre, en extramuros de esta Villa de Madrid, sería de lo más provechoso el que se despachen Cédulas mías, cometidas a mi Virrey, Arzobispos y Obispos de las Iglesias Metropolitanas y Catedrales de las Provincias del Perú y a los otros Ministros que pareciere, para que pidan limosnas a las Comunidades y personas particulares para la fábrica de esta Capilla; y, considerando que esta Santa Imagen es la que especialmente elegida, de algunos años a esta parte, por Patrona para la rogativa del buen suceso de la navegación de mis Armadas y Flotas de las Indias, y que desde que se votó la fiesta que cada año celebran en su Capilla los de mi Consejo de ellas en hacimiento de gracias se han experimentado muy felices navegaciones, en beneficio de éstos y esos Reinos; y que estando constituida por amparo de las dichas Armadas y flotas, es justo que todos los que gozan del útil de ellas, muestren su devoción en ocasión tan precisa como ésta y que será tan agradable a Nuestro Señor y a su Bendita Madre; lo ha tenido por bien y por la presente o por su traslado, signado de Escribano Público, mando al dicho mi Virrey, Presidentes de mis Audiencias (Reales), Gobernadores y Corregidores, y ruego y encargo a los Muy Reverendos y reverendos en Cristo; Padres Arzobispos y Obispos de las Iglesias Metropolitanas y Catedrales de las dichas Provincias del Perú, y a sus Vicarios, Provisores y demás Jueces eclesiásticos que cada uno, por lo que le tocare, pida limosna en su distrito para la fábrica de la dicha Capilla, a las Comunidades y personas particulares que les pareciere, poniendo en ello el cuidado y diligencia que requiere (esta) obra tan piadosa y de mi afecto y devoción, en que harán muy acepto servicio a Dios, Nuestro Señor, y a mí, por lo que deseo que esta Santa Imagen esté con toda decencia, por el amparo que siempre hallamos en su protección y buenos sucesos que mediante a ella experimentamos en los aprietos y necesidades que se ofrecen. Y la cantidad que se juntare se remitirá registrada y dirigida a mis Presidentes y Jueces Oficiales de la Casa de la Contratación de la Ciudad de Sevilla, para que en ella se entregue a la persona que ordenare, y de lo que cada uno hiciere me darán cuenta en mi Consejo de las Indias. Fecha en Madrid, a veinte de Abril de mil y seiscientos y cincuenta años. YO, EL REY.

Por mandado del Rey, Nuestro Señor, Juan Bautista Sáenz Navarrete.


CARTA DE DON PEDRO GONZALES DE MENDOZA DEL CONSEJO DE SU MAJESTAD SOBRE LA REMISION DE ESTA CEDULA.

Su Majestad, Dios le guarde, se ha servido de mandarme remita a Vuestra(s) Merced(es) la Cédula inclusa, para que Vuestra Merced pida las Comunidades y Personas Particulares que le pareciere de esa Ciudad, favorezcan con sus limosnas la fábrica de la Capilla que de nuevo se reedifica de la Milagrosa Imagen de Nuestra Señora de Atocha, extramuros de esta Corte; (siendo esta) obra de su naturaleza tan piadosa, que me prometo lo harán con largueza, mayormente, pidiéndolo Vuestra Merced, en que a más de lo que Su Majestad se dará por muy servido el buen logro de esta limosna, por desearlo mucho y (le) haber parecido este medio (el) más eficaz para acabar su fábrica, por la gran devoción que todos comúnmente tiene a esta Santa Imagen; para mí será la mayor merced que Vuestra Merced puede hacerme, en poner todo esfuerzo en el mayor aumento de esta limosna; y lo que se juntare para este efecto, se servirá Vuestra Merced remitir con la mayor brevedad que pueda este Reino, en la conformidad que la Cédula dispone, y Vuestra Merced me avisará para que yo dé cuenta a Su Majestad de lo que se ha juntado por orden de Vuestra Merced; que, aunque veo le ha de costar trabajo, le será de mucha que estimación en el Consejo la ocupación de Vuestra Merced, por lo mucho que desea junte una considerable limosna para esta fábrica. Nuestro Señor guarde a Vuestra Merced, como deseo. De Madrid y Abril veinte y nueve de mil y seiscientos y cincuenta años.

Servidor de Vuestra Merced, que sus manos besa. Don Pedro Gonzáles de Mendoza.

Bibliografía[editar]

  • Valencia Granola, Steev. Actas del Cabildo Colonial de Guayaquil Tomo I: 1650 a 1657 De la Primera Época. Versión de Steev Valencia Granola, basada en la transcripción original de José Gabriel Pino Roca, revisada por Rafael Euclides Silva. Publicación del Archivo Histórico del Guayas bajo patrocinio de la Junta Cívica de Guayaquil y con auspicio del Banco de Guayaquil y el Banco del Pichincha (Santiago de Guayaquil, 10 de julio de 1973). Página(s): 49 y 50