Cómo han de ser los amigos: 082

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 082 de 118
Cómo han de ser los amigos Acto III Tirso de Molina


GASTÓN:

               El dueño me induce
               a que le pierda el decoro,
               que aunque reluce, no es oro
               todo aquello que reluce.
               Amigos hay de apariencia
               de oro, que en viendo pobre
               al amigo son de cobre.
               Ya yo he visto la experiencia.
               Ya no hay Eneas, ni Acates,
               porque el engaño alquimista,
               cadenas hace a la vista
               de oro de mil quilates,
               pero son hierro; y no yerro,
               que ya la amistad más buena
               se dura como cadena
               con ser amistad de hierro.

MANRIQUE:

               (O habla aqueste conmigo (-Aparte-)
               o está loco.)
Conócele
               ¡Don Gastón,
               amigo del corazón!


<<<
>>>