Cantar del Mío Cid/Bodas de las hijas del Cid64

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Cantar segundo. Bodas de las hijas del Cid[editar]

64.

Aquí s’ conpieça la gesta de Mío Çid el de Bivar.
Tan rricos son los sos que non saben qué se an.
Poblado ha Mío Çid el puerto de Alucant,
dexado a Saragoça & las tierras ducá
e dexado a Huesca & las tierras de Montalván.
Contra la mar salada conpeçó de guerrear.
A orient exe el sol & tornos’ a essa part.
Mío Çid gannó a Xérica & a Onda & Almenar,
tierras de Borriana todas conquistas las ha.

65.


Ayudol’ el Criador, el Sennor que es en çielo.
Él con todo esto prisó a Murviedro;
ya veíe Mío Çid que Dios le iva valiendo.
Dentro en Valençia non es poco el miedo.

66.


Pesa a los de Valençia sabet, non les plaze;
prisieron so consejo que l’viniessen çercar;
trasnocharon de noch, al alva de la man
açerca de Murviedro tornan tiendas a fincar.
Viólo Mío Çid, tomos’ a maravillar:
«¡Grado a tí Padre spirital!
En sus tierras somos & fémosles todo mal,
bevemos so vino & comemos el so pan;
si nos çercar vienen con derecho lo fazen.
A menos de lid aquesto no s’ partirá.
Vayan los mandados por los que nos deven ayudar:
los unos a Xérica & los otros a Alucad,
desí a Onda & los otros a Almenar,
los de Borriana luego vengan acá.
Conpeçaremos aquesta lid campal
yo fío por Dios que en nuestro pro enadrán.»
Al terçer día todos juntados son.
El que en buen ora nascó compeçó de fablar:
«¡Oid, mesnadas! ¡Si el Criador vos salve!
Después que nos partiemos de la linpia christiandad
-non fue a nuestro grado ni nos non pudiemos másgrado
a Dios lo nuestro fue adelant.
Los de Valençia çercados nos han:
si en estas tierras quisiéremos durar
firmemientre son estos a escarmentar.

67.


Passe la noche & venga la mannana,
aparejados me sed a cavallos & armas.
iremos ver aquela su almofalla;
commo omnes exidos de tierra estranna
¡alí pareçrá el que mereçe la soldada!»

68.


Oid que dixo Minaya Álbar Fánnez:
«Campeador, fagamos lo que a vos plaze.
A mí dedes C cavalleros, que non vos pido más;
vos con los otros firádeslos delant,
bien los ferredes, que dubda non i avrá;
yo con los çiento entraré del otra part.
«¡Commo fío por Dios el campo nuestro será!»
Commo ge lo a dicho al Campeador mucho plaze.
Mannana era & piénssanse de armar;
quis cada uno d’ellos bien sabe lo que ha de far.
Con los alvores Mío Çid ferirlos va:
«¡En el nombre del Criador & del apóstol Sancti Yagüe
feridlos, cavalleros, d’amor & de grado & de grand voluntad
ca yo so Ruy Díaz, Mío Çid el de Bivar!»
Tanta cuerda de tienda i veríedes quebrar,
arancarse las estacas & acostarse a todas partes los tendales.
Moros son muchos, ya quieren rreconbrar.
Del otra part entróles Álbar Fánnez,
mager les pesa ovieronse a dar & a arancar.
Grand es el gozo que va por es’ logar.
Dos rreyes de moros mataron en es’ alcaz,
fata Valençia duró el segudar.
Grandes son las ganançias que Mío Çid fechas ha,
prisieron Çebola & quanto que es i adelant,
de pies de cavallo los que s’ pudieron escapar;
rrobavan el campo & piénssanse de tomar,
entravan a Murviedro con estas ganançias que traen grandes.
Las nuevas de Mío Çid sabet, sonando van;
miedo an en Valençia que non saben qué se far.
Sonando van sus nuevas alent parte del mar.

69.


Alegre era el Çid & todas sus compannas
que Dios le ayudara & fiziera esta arrancada.
Davan sus corredores & fazíen las trasnochadas,
legan a Gujera & legan a Xátiva,
aun más ayusso a Deyna la casa;
cabo del mar tierra de moros firme la quebranta,
ganaron Penna Cadiella las exidas & las entradas.

70.


Quando el Cid Campeador ovo Penna Cadiella
mal les pesa en Xátiva & dentro en Gujera;
non es con rrecabdo el dolor de Valençia.

71.


En tierra de moros prendiendo & ganando
e durmiendo los días & las noches tranochando
en ganar aquelas villas Mío Çid duro III annos.

72.


A los de Valençia escarmentados los han,
non osan fueras exir nin con él se ajuntar;
tajávales las huertas & fazíales grand mal;
en cada uno destos annos Mío Çid les tolió el pan.
Mal se aquexan los de Valençia que non sabent que s’ far;
de ninguna part que sea non les viníe pan,
nin da conssejo padre a fijo nin fijo a padre,
nin amigo a amigo no s’ pueden consolar.
Mala cueta es sennores, aver mingua de pan,
fijos & mugieres ver lo murir de fanbre.
Delante veíen so duelo, non se pueden huviar,
por el rrey de Marruecos ovieron a enbiar;
con el de los Montes Claros avíen guerra tan grand
non les dixo consejo nin los vino huviar.
Sópolo Mío Çid, de coraçón le plaz;
salió de Murviedro una noch en trasnochada,
amaneçió a Mío Çid en tierras de Monrreal.
Por Aragón & por Navarra pregón mandó echar,
a tierras de Castiella enbió sus menssajes:
«Quien quiere perder cueta & venir a rritad
viniesse a Mío Çid que a sabor de cavalgar;
çercar quiere a Valençia pora christianos la dar»

73.


Quien quiere ir comigo çercar a Valençia
todos vengan de grado, ninguno non ha premia,
tres días le speraré en Canal de Çelfa.»

74.


Esto dixo Mío Çid el que en buen ora nascó.
Tornávas a Murviedro ca él se la a ganada.
Andidieron los pregones sabet, a todas partes;
al sabor de la ganançia non lo quieren detardar,
grandes yentes se le acojen de la buena christiandad.
Creçiendo va rriqueza a Mío Çid el de Bivar.
Quando vio Mío Çid las gentes juntadas compeços’ de pagar.
Mío Çid don Rodrigo non lo quiso detardar;
adelinnó pora Valençia & sobr’ ellas va echar,
bien la çerca Mío Çid, que non i avía hart,
viédales exir & viédales entrar.
Sonando van sus nuevas todas a todas partes;
más le vienen a Mío Çid sabet, que no s’ le van.
Metióla en plazo si les viniessen huviar;
nueve meses complidos sabet, sobr’ ella yaz,
quando vino el dezeno oviérongela a dar.
Grandes son los gozos que van por es’ logar
quando Mío Çid gannó a Valençia y entró en la çibdad;
los que fueron de pie cavalleros se fazen,
el oro & la plata ¿quién vos lo podríe contar?
Todos eran rricos quantos que allí ha.
Mío Çid don Rodrigo la quinta mandó tomar;
en el aver monedado XXX mill marcos le caen
e los otros averes ¿quién los podríe contar?
Alegre era el Campeador con todos los que ha
quando su senna cabdal sedíe en somo del alcáçar.

75.


Ya folgava Mío Çid con todas sus conpannas.
A aquel rrey de Sevilla el mandado legava
que presa es Valençia, que non ge la enparan;
vínolos ver con XXX mill de armas.
Aprés de la uerta ovieron la batalla,
arrancólos Mío Çid el de la luenga barba;
fata dentro en Xátiva duró el arrancada,
en el passar de Xúcar i veríedes barata,
moros en aruenço amidos bever agua;
aquel rrey de Marruecos con tres colpes escapa.
Tornado es Mío Çid con toda esta ganançia.
Buena fue la de Valençia quando ganaron la casa,
mas mucho fue provechosa sabet, esta arancanda;
a todos los menores cayeron C marcos de plata.
Las nuevas del cavallero ya vedes do legavan.

76.


Grand alegría es entre todos essos christianos
con Mío Çid Ruy Díaz el que en buen ora nascó.
Ya l’ creçe la barba & vale allongando.
Dixo Mío Çid de la su boca a tanto:
«Por amor del rrey Alffonsso que de tierra me a echado
nin entraríe en ela tigera ni un pelo non avríe tajado,
e que fablassen d’esto moros & christianos.»
Mío Çid don Rodrigo en Valençia está folgando,
con él Minaya Álbar Ffánnez que no s’ le parte de so braço.
Los que ixieron de tierra de rritad son abondados,
a todos les dio en Valençia casas & heredades de que son pagados;
el amor de Mío Çid ya lo ivan provando.
Los que fueron con él & los de después todos son pagados,
veelo Mío Çid que con los averes que avíen tomados
que si s’ pudiessen ir ferlo íen de grado.
Esto mandó Mío Çid, Minaya lo ovo conssejado:
que ningún omne de los sos que s’ le non spidies’ o no l’ besas’ la mano,
si l’ pudiessen prender o fuesse alcançado
tomássenle el aver & pusiéssenle en un palo;
afevos todo aquesto puesto en buen rrecabdo.
Con Minaya Álbar Fánnez él se va consegar:
«Si vos quisiéredes Minaya, quiero saber rrecabdo
de los que son aquí & comigo ganaron algo;
meterlos he en escripto & todos sean contados,
que si algunos furtare o menos le fallaren
el aver me avrá a tornar a aquestos míos vassalos
que curian a Valençia & andan arobdando.»
Alí dixo Minaya: «Consejo es aguisado.»


Español moderno:


←Anterior Cantar del Mío Cid Siguiente→
Introducción

Portada | Crónica de veinte reyes

Destierro del Cid

1..16 | 17..32 | 33..48 | 49..63

Bodas de las hijas del Cid

64..76 | 77..89 | 90..102 | 103..111

La afrenta de Corpes

112..121 | 122..131 | 132..141 | 142..152

Anexo

Anotaciones