Cantar del Mío Cid/Destierro del Cid17

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

*17[editar]

Grand yantar le fazen al buen Campeador.
Tañen las campanas en San Pero a clamor.

Por Castiella oyendo van los pregones
commo se va de tierra mio Çid el Campeador;
unos dexan casas e otros onores,
en aques dia a la puent de Arlançon
çiento quinze cavalleros todos juntados son;
todos demandan por mio Çid el Campeador.

Martin Antolinez con ellos cojo;
vansse pora San Pero do esta el que en buen punto naçio.

*18[editar]

Quando lo sopo mio Çid el de Bivar
quel creçe compaña por que mas valdra,
a priessa cavalga, reçebir los sale,
tornos a sonrisar, legan le todos, la manol ban besar.

Fablo mio Çid de toda voluntad:
"Yo ruego a Dios e al Padre spirital,
vos, que por mi dexades casas y heredades,
enantes que yo muera algun bien vos pueda far,
lo que perdedes doblado vos lo cobrar."

Plogo a mio Çid por que creçio en la yantar,
plogo a los otros omnes todos quantos con el estan.
Los seys dias de plazdo passados los an,
tres an por troçir sepades que non mas.

Mando el rey a mio Çid a aguardar,
que si despues del plazo en su tierral pudies tomar
por oro nin por plata non podrie escapar.
El dia es exido, la noch querie entrar,
a sus cavalleros mandolos todos juntar:

"¡Oid, varones, non vos caya en pesar!
Poco aver trayo, dar vos quiero vuestra part.
Sed membrados commo lo devedes far;
a la mañana quando los gallos cantaran
non vos tardedes, mandedes ensellar;
en San Pero a matines tandra el buen abbat,
la missa nos dira, esta sera de Santa Trinidad;
la missa dicha, penssemos de cavalgar,
ca el plazo viene açerca, mucho avemos de andar."

Quomo lo mando mio Çid assi lo an todos ha far.
Passando va la noch, viniendo la man;
a los mediados gallos pienssan de ensellar.
Tañen a matines a una priessa tan grand;
mio Çid e su mugier a la eglesia van.

Echos doña Ximena en los grados delant"el altar
rogando al Criador quanto ella mejor sabe
que a mio Çid el Campeador que Dios le curias de mal:

"¡Ya Señor glorioso, Padre que en çielo estase!
Fezist çielo e tierra, el tercero el mar,
fezist estrelas e luna y el sol pora escalentar;
prisist encarnaçion en Santa Maria madre,
en Belleem apareçist commo fue tu veluntad;

pastores te glorifficaron, ovieron te a laudare,
tres reyes de Arabia te vinieron adorar
Melchior e Gaspar e Baltasar
oro e tus e mirra te offreçieron commo fue tu veluntad,
salvest a Jonas quando cayo en la mar,
salvest a Daniel con los leones en la mala carçel,
salvest dentro en Roma al señor San Sabastian,
salvest a Santa Susanna del falso criminal;

por tierra andidiste .XXXII. años, Señor spirital,
mostrando los miraclos por en avemos que fablar:
del agua fezist vino e de la piedra pan,
resuçitest a Lazaro ca fue tu voluntad;

a los judios te dexeste prender; do dizen monte Calvarie
pusieron te en cruz por nombre en Golgota,
dos ladrones contigo, estos de señas partes,
el uno es en paraiso ca el otro non entro ala;
estando en la cruz vertud fezist muy grant:

Longinos era çiego que nunquas vio alguandre,
diot con la lança en el costado dont ixio la sangre,
corrio la sangre por el astil ayuso, las manos se ovo de untar,
alçolas arriba, legolas a la faz,
abrio sos ojos, cato a todas partes,
en ti crovo al orapor end es salvo de mal;

en el monumento resuçitest,
fust a los infiernos commo fue tu voluntad,
quebrantaste las puertas e saqueste los santos padres.
Tu eres rey de los reyes e de tod el mundo padre,
a ti adoro e creo de toda voluntad,
e ruego a San Peydro que me ayude a rogar
por mio Çid el Campeador que Dios le curie de mal,
¡quando oy nos partimos en vida nos faz juntar!"

La oraçion fecha, la missa acabada la an,
salieron de la eglesia, ya quieren cavalgar.
El Çid a doña Ximena iva la abraçar,
doña Jimena al Cid la manol va besar,
lorando de los oios que non sabe que se far.

E el a las niñas torno las a catar:
"A Dios vos acomiendo, fijas, e a la mugier e al Padre spirital;
agora nos partimos, Dios sabe el ajuntar."
Lorando de los ojos que non viestes atal,
asis parten unos d'otros commo la uña de la carne.
Mio Çid con los sos vassallos pensso de cavalgar;
a todos esperando la cabeça tomando va.

A tan grand sabor fablo Minaya Albar Fañez:
"Çid ¿do son vuestros esfuerços? ¡En buen ora nasquiestes de madre!
Pensemos de ir nuestra via, esto sea de vagar.
Aun todos estos duelos en gozo se tornaran;
Dios que nos dio las almas consejo nos dara."

Al abbat don Sancho tornan de castigar
commo sirva a doña Ximena e a las fijas que ha,
e a todas sus dueñas que con ellas estan;
bien sepa el abbat que buen galardon dello prendra.

Tornado es don Sancho e fablo Albar Fañez:
"Si vieredes yentes venir por connusco ir, abbat,
dezildes que prendan el rastro e pienssen de andar,
ca en yermo o en poblado poder nos han alcançar."

Soltaron las riendas, pienssan de andar;
çerca viene el plazo por el reino quitar.
Vino mio Çid yazer a Spinaz de Can;
grandes yentes sele acogen essa noch de todas partes.
Otro dia mañana pienssa de cavalgar.

Ixiendos va de tierra el Campeador leal;
de siniestro Sant Estevan ?una buena çipdad?
de diestro Alilon las torres que moros las han,
passo por Alcobiella que de Castiella fin es ya,
la Calçada de Quinea iva la traspassar,
sobre Navas de Palos el Duero va pasar,
a la Figeruela mio Çid iva posar.
Vanssele acogiendo yentes de todas partes.

*19[editar]

I se echaya mio Çid despues que fue çenado.
Un sueñol priso dulçe, tan bien se adurmio.
El angel Gabriel a el vino en vision:
"Cavalgad, Çid, el buen Campeador,
ca nunqua en tan buen punto cavalgo varon;
mientra que visquieredes bien se fara lo to."

Quando desperto el Çid la cara se santigó;

*20[editar]

Sinava la cara, a Dios se acomendo.
mucho era pagado del sueño que a soñado.
Otro dia mañana pienssan de cavalgar;
es dia a de plazo, sepades que non mas.
A la sierra de Miedes ellos ¡van posar.

*21[editar]

Aun era de dia, non era puesto el sol,
mando ver sus yentes mio Çid el Campeador;
sin las peonadas e omnes valientes que son
noto trezientas lanças que todos tienen pendones.

*22[editar]

Temprano dat çebada, si el Criador vos salve!
El que quisiere comer; e qui no, cavalge.
Passaremos la sierra que fiera es e grand;
la tierra del rey Alfonso esta noch la podemos quitar.
Despues qui nos buscare fallar nos podra."

De noch passan la sierra, venida es la man,
e por la loma ayuso pienssan de andar;
en medio d'una montaña maravillosa e grand
fizo mio Çid posar e çevada dar.

Dixoles a todos commo querie trasnochar;
vassallos tan buenos por coraçon lo an,
mandado de so señor todo lo han a far.

Ante que anochesca pienssan de cavalgar,
por tal lo faze mio Çid que no lo ventasse nadi.
Andidieron de noch que vagar non se dan.

O dizen Castejon el que es sobre Fenares
mio Çid se echo en çelada con aquelos que el trae.

*23[editar]

Toda la noche yaze en çelada el que en buen ora nasco
commo los consejava Minaya Albar Fañez.
"¡Ya Çid en buen ora çinxiestes espada!
Vos con c. de aquesta nuestra conpaña
pues que a Castejon sacaremos a çelada..."

Vos con los cc. id vos en algara;
ala vaya Albar Albarez e Albar Salvadorez sin falla,
e Galin Garçia ?una fardida lança?
cavalleros buenos que aconpañen a Minaya.
Aosadas corred que por miedo non dexedes nada.

Fita ayuso e por Guadalfajara
fata Alcala legen las algaras,
e bien acojan todas las ganançias,
que por miedo de los moros non dexen nada.

E yo con los c aqui fincare en la çaga;
terne yo Castejon don abremos grand enpara.
Si cueta vos fuere alguna al algara
fazed me mandado muy privado a la çaga;
¡d'aqueste acorro fablara toda España!"

Nonbrados son los que iran en el algara,
e los que con mio Çid ficaran en la çaga
Ya quiebran los albores e vinie la mañana,
ixie el sol, ¡Dios, que fermoso apuntava!

En Castejon todos se levantavan,
abren las puertas, de fuera salto davan
por ver sus lavores e todas sus heredades.
Todos son exidos, las puertas abiertas han dexadas
con pocas de gentes que en Castejon fincaran;
las yentes de fuera todas son deramadas.

El Campeador salio de la çelada,
corrie a Castejon sin falla.
Moros e moras avien los de ganançia,
e essos gañados quantos en derredor andan.

Mio Çid don Rodrigo a la puerta adeliñava;
los que la tienen quando vieron la rebata
ovieron miedo e fue desemparada.
Mio Çid Ruy Diaz por las puertas entrava,
en manlo trae desnuda el espada,
quinze moros matava de los que alcançava.

Gañó a Castejon y el oro e la plata.
Sos cavalleros legan con la ganançia,
dexan la a mio Çid, todo esto non preçia nada.

Afevos los .CCIII. en el algara,
e sin dubda corren; fasta Alcala lego la seña de Minaya,
e desi arriba toman se con la ganançia
Fenares arriba e por Guadalfajara.

Tanto traen las grandes ganançias
muchos gañados de ovejas e de vacas
e de ropas e de otras riquizas largas.
Derecha viene la seña de Minaya;
non osa ninguno dar salto a la çaga.

Con aqueste aver tornan se essa conpaña,
fellos en Castejon o el Campeador estava.
"El castielo dexo en so poder; el Campeador cavalga,
saliolos reçebir con esta su mesnada.
Los braços abiertos reçibe a Minaya:

"¿Venides, Albar Fañez, una fardida lança?
¡Do yo vos enbias bien abria tal esperança!
Esso con esto sea ajuntado;
dovos la quinta si la quisieredes, Minaya."

*24[editar]

"Mucho vos lo gradesco, Campeador contado;
d'aquesta quinta que me avedes mandado
pagar se ia della Alfonsso el Castellano.
Yo vos la suelto e avello quitado.

A Dios lo prometo, a aquel que está en alto:
fata que yo me page sobre mio buen cavallo
lidiando con moros en el campo,
que enpleye la lança e al espada meta mano
e por el cobdo ayuso la sangre destelando
ante Ruy Diaz el lidiador contado,
non prendre de vos quanto vale un dinero malo.

Pues que por mi ganare desques quier que sea d'algo
todo lo otro afelo en vuestra mano."

*25[editar]

Estas ganançias alli eran juntadas.
Comidios mio Çid el que en buen ora fue nado
al rey Alfonsso que legarien sus compañas,
quel buscarie mal con todas sus mesnadas.

Mandó partir tod aqueste aver sin falta
sos quiñoneros que gelos diessen por carta.
Sos cavalleros i an arribança,
a cada uno dellos caen c. marchos de plata
e a los peones la meatad sin falla;
toda la quintaa mio Çid fincava.

Aqui non lo pueden vender in dar en presentaja,
nin cativos nin cativas non quiso traer en su compaña;
fablo con los de Castejon y envio a Fita e a Guadalfagara,
esta quinta por quanto serie conprada;
aun de lo que diessen oviessen grand ganançia.

Asmaron los moros .III. mill marcos de plata;
plogo a mio Çid d'aquesta presentaja.
A terçer dia dados fueron sin falla.
Asmó mio Çid con toda su conpaña
que en el castiello non i ayrie morada,
e que serie retenedor mas non i avrie agua.

Moros en paz, ca escripta es la carta,
buscar nos ie el rey Alfonsso con toda su mesnada.
Quitar quiero Castejon: ¡oid, escuellas e Minyaya!

*26[editar]

Lo que yo dixier non lo tengades a mal.
En Castejon non podriemos fincar;
çerca es el rey Alfonco e buscar nos verna.
Mas el castielo non lo quiero hermar;
çiento moros e çiento moras quiero las quitar,
por que lo pris dellos que de mi non digan mal.

Todos sodes pagados e ninguno por pagar.
Cras a la mañana pensemos de cavalgar,
con Alfonsso mio señor non querria lidiar."

Lo que dixo el Çid a todos los otros plaz.
Del castiello que prisieron todos ricos se parten;
los moros e las moras bendiziendol estan.

Vansse Fenares arriba quanto pueden andar,
troçen las Alcarias e ivan adelant,
por las Cuevas d'Anquita ellos passando van,
passaron las aguas, entraron al campo de Torançio,
por essas tierras ayuso quanto pueden andar,
entre Fariza e Çetina mio Çid iva albergar.

Grandes son las ganançias que priso por la tierra do va.
Non lo saben los moros el ardiment que an.
Otro dia movios mio Çid el de Bivar
e passo a Alfama, la Foz ayuso va,
passo a Bovierca e a Teca que es adelant
e sobre Alcoçer mio Çid iva posar
en un otero redondo fuerte e grand;
açerca corre Salon, agua nol puedent vedar.
Mio Çid don Rodrigo Alcoçer cueda ganar.

*27[editar]

Bien puebla el otero, firme prende las posadas,
los unos contra la sierra e los otros contra la agua.
El buen Canpeador que en buen ora nasco
derredor del otero, bien çerca del agua,
a todos sos varones mando fazer una carcava
que de dia nin de noch non les diessen arebata,
que sopiessen que mio Çid alli avie fincança.

*28[editar]

Por todas esas tierras ivan los mandados
que el Campeador mio Çid alli avie poblado,
venido es a moros, exido es de christianos.
En la su vezindad non se treven ganar tanto.
Agardando se va mio Çid con todos sus vasallos;
el castiello de Alcoçer en paria va entrando.

*29[editar]

Los de Alcoçer a mio Çid yal dan parias de grado
e los de Teca e los de Terrer la casa;
a los de Calatauth sabet, mal les pesava.
Ali yogo mio Çid complidas xv. semanas.

Quando vio mio Çid que Alcoçer non sele dava
el fizo un art e non lo detardava:
dexa una tienda fita e las otras levava,
cojos Salon ayuso la su seña alçada,
las lorigas vestidas e cintas las espadas
a guisa de menbrado por sacar los a çelada.

Veyen lo los de Alcoçer, ¡Dios, commo se alabavan!
"Falido a a mio Çid el pan e la çevada.
Las otras abes lieva, una tienda a dexada;
de guisa va mio Çid commo si escapasse de arrancada.

Demos salto a el e feremos grant ganançia
antes quel prendan los de Terrer la casa;
si non, non nos daran dent nada.
La paria qu'el a presa tornar nos la ha doblada."

Salieron de Alcoçer a una priessa much estraña;
mio Çid quando los vio fuera cogios commo de arrancada,

Cojós Salon ayuso, con los sos abuelta anda.
Dizen los de Alcoçer: "¡Ya se nos va la ganançia!"
Los grandes e los chicos fuera salto da[va]n,
al sabor del prender de lo al non pienssan nada;
abiertas dexan las puertas que ninguno non las guarda.
El buen Campeador la su cara tornava,
vio que entr'ellos y el castiello mucho avie grand plaça;
mando tornar la seña, a priessa espoloneavan:

"¡Firidlos, cavalleros, todos sines dubdança,
con la merçed del Criador nuestra es la ganançia!"
Bueltos son con ellos por medio de la laña,
¡Dios, que bueno es el gozo por aquesta mañana!

Mio Çid e Albar Fañez adelant aguijavan,
tienen buenos cavallos sabet, a su guisa les andan,
entr'ellos y el castiello en essora entravan.
Los vassallos de mio Çid sin piedad les davan,
en un ora e un poco de logar ccc. moros matan.

Dando grandes alaridos los que estan en la çelada
dexando van los delant, por el castiello se tornavan,
las espadas desnudas a la puerta se paravan;
Luego legavan los sos ca fecha es el arrancada.
Mio Çid gaño a Alcoçer, sabent, por esta maña.

*30[editar]

Vino Pero Vermuez que la seña tiene en mano,
metiola en somo en todo lo mas alto.
Fablo mio Çid Ruy Diaz el que en buen ora fue nado:
"¡Grado a Dios del çielo e a todos los sos santos:
ya mejoraremos posadas a dueños e a cavallos!

*31[editar]

¡Oid a mi, Albar Fañez e todos los cavalleros!
En este castiello grand aver avemos preso;
los moros yazen muertos, de bivos pocos veo.
Los moros e las moras vender non los podremos,
que los descabeçemos nada non ganaremos;
cojamos los de dentro, ca el señorio tenemos,
posaremos en sus casas e dellos nos serviremos."

*32[editar]

Mio Çid con esta ganançia en Alcoçer esta;
fizo enbiar por la tienda que dexara alla.
Mucho pesa a los de Teca e a los de Terrer non plaze,
e a los de Calatayuth sabet, pesando va.

Al rey de Valençia. enbiaron con mensaje:
que a uno que dizien mio Çid Ruy Diaz de Bivar
airolo el rey Alfonsso, de tierra echado lo ha,
vino posar sobre Alcoçer en un tan fuerte logar,
sacolos a çelada, el castiello ganado a.

"Si non das consejo a Teca e a Terrer perderas,
perderas Calatayuth que non puede escapar,
ribera de Salon todo ira a mal,
assi ffera lo de Siloca que es del otra part."

Quando lo oyo el rey Tamin por cuer le peso mal:
"Tres reyes veo de moros derredor de mi estar;
non lo detardedes, los dos id pora alla,
tres mill moros levedes con armas de lidiar,
con los de la frontera que vos ayudaran
prendet melo a vida, aduzid melo deland;
por que entro en mi tierra derecho me avra a dar."

Tres mill moros cavalgan e pienssan de andar;
ellos vinieron a la noch en Sogorve posar.
Otro dia mañana pienssan de cavalgar,
vinieron a la noch a Çelfa posar;
por los de la frontera pienssan de enviar,
non lo detienen, vienen de todas partes.
Ixieron de Çelfa la que dizen de Canal,
andidieron todo'l dia que vagar non se dan,
vinieron essa noch en Calatayuth posar.

Por todas essas tierras los pregones dan,
gentes se ajuntaron sobejanas de grandes
con aquestos dos reyes que dizen Ffariz e Galve;
al bueno de mio Çid en Alcoçer le van çercar.


Español moderno:


←Anterior Cantar del Mío Cid Siguiente→
Introducción

Portada | Crónica de veinte reyes

Destierro del Cid

1..16 | 17..32 | 33..48 | 49..63

Bodas de las hijas del Cid

64..76 | 77..89 | 90..102 | 103..111

La afrenta de Corpes

112..121 | 122..131 | 132..141 | 142..152

Anexo

Anotaciones