Cantar del Mío Cid/Destierro del Cid49

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

49


"Hid por Castiella e dexen vos andar, Minaya;
sin nulla dubda id a mio Çid buscar ganançia."
Quiero vos dezir del que en buen ora ¡nasco e¿ çinxo espada:
aquel poyo en el priso posada;
mientra que sea el pueblo de moros e de la yente christiana
el Poyo de mio Çid asil diran por carta.

Estando alli mucha tierra preava,
el val de rio Martin todo lo metio en paria.
A Saragoça sus nuevas legavan,
non plaze a los moros, firme mientre les pesava.

Ali sovo mio Çid conplidas .xv. semanas.
Quando vio el caboso que se tardava Minaya
con todas sus yentes fizo una trasnochada;
dexo el Poyo, todo lo desemparava,
alen de Teruel don Rodrigo passava,
en el pinar de Tevar don Roy Diaz posava.

Todas essas tierras todas las preava,
a Saragoça metuda l'a en paria.
Quando esto fecho ovo a cabo de tres semanas
de Castiella venido es Minaya,
dozientos con el que todos çiñen espadas;
non son en cuenta sabet, las peonadas.

Quando vio mio Çid asomar a Minaya
el cavallo corriendo valo abraçar sin falla;
beso le la boca e los ojos de la cara,
todo gelo dize que nol encubre nada.

El Campeador fermoso sonrrisava:
"¡Grado a Dios e a las sus vertudes santas!
¡Mientra vos visquieredes bien me ira a mi, Minaya!"

50


¡Dios, commo fue alegre todo aquel fonssado
que Minaya Albar Fañez assi era legado,
diziendo les saludes de primos e de hermanos
e de sus compañas aquelas que avien dexadas!

51


¡Dios, commo es alegre la barba velida
que Albar Fañez pago las mill missas
e quel dixo saludes de su mugier e de sus fijas!
¡Dios, commo fue el Çid pagado e fizo grant alegria!
"¡Ya Albar Fañez bivades muchos dias!"

52


Non lo tardo el que en buen ora nasco:
tierras d'Alcañiz negras las va parando
e a derredor todo lo va preando.
Al terçer dia don ixo i es tornado.

53


Hya va el mandado por las tierras todas.
Pesando va a los de Monçon e a los de Huesca;
por que dan parias plaze a los de Saragoça,
de mio Çid Ruy Diaz que non temien ninguna fonta.

54


Con estas ganançias a la posada tornando se van;
todos son alegres, ganançias traen grandes.
Plogo a mio Çid e mucho a Albar Fañez.
Sonrrisos el caboso que non lo pudo endurar:
"¡Ya cavalleros! dezir vos he la verdad:
qui en un logar mora siempre lo so puede menguar;
cras a la mañana penssemos de cavalgar,
dexat estas posadas e iremos adelant."

Estonçes se mudo el Çid al, puerto de Alucat,
dent corre mio Çid a Huesca e a Mont Alvan;
en aquessa corrida .x. dias ovieron a morar.
Fueron los mandados a todas partes
que el salido de Castiella asi los trae tan mal.
Los mandados son idos a todas partes.

55


Llegaron las nuevas al conde de Barçilona
que mio Çid Ruy Diaz quel corrie la tierra toda;
ovo grand pesar e tovos lo a grand fonta.

56


El conde es muy folon e dixo una vanidat:
"¡Grandes tuertos me tiene mio Çid el de Bivar!
Dentro en mi cort tuerto me tovo grand:
firiom el sobrino e non lo enmendo mas.
Agora correm las tierras que en mi enpara estan;
non lo desafie nil torne enemistad,
mas quando el melo busca ir gelo he yo demandar."

Grandes son los poderes e a priessa se van legando;
gentes se le alegan grandes entre moros e christianos.
Adeliñan tras mio Çid el bueno de Bivar,
tres dias e dos noches penssaron de andar,
alcançaron a mio Çid en Tevar y el pinar;
asi viene esforçado que el conde a manos sele cuido tomar.

Mio Çid don Rodrigo trae ganançia grand;
diçe de una sierra e legava a un val.
Del conde don Remont venido l'es mensaje;
mio Çid quando lo oyo enbio pora alla:
"Digades al conde non lo tenga a mal;
de lo so non fievo nada, dexem. ir en paz."

Respuso el conde: "¡Esto non sera verdad!
Lo de antes e de agora todom lo pechara;
¡sabra el salido a quien vino desondrar!"
Tornos el mandadero quanto pudo mas;
essora lo connosçe mio Çid el de Bivar
que a menos de batalla nos pueden den quitar.

57


Ya cavalleros apart fazed la ganançia!
A priessa vos guarnid e metedos en las armas;
el conde don Remont dar nos ha grant batalla,
de moros e de christianos gentes trae sobejanas,
a menos de batalla non nos dexarie por nada.

Pues adellant iran tras nos, aqui sea la batalla;
apretad los cavallos e bistades las armas.
Ellos vienen cuesta yuso e todos trahen calças,
e las siellas coçeras e las çinchas amojadas;
nos cavalgaremos siellas gallegas e huesas sobre calças.

¡Çiento cavalleros devemos vençer aquelas mesnadas!
Antes que ellos legen al laño presentemos les las lanças;
por uno que firgades tres siellas iran vazias.
¡Vera Remont Verengel tras quien vino en alcança
oy en este pinar de Tevar por toler me la ganançia!"

58


Todos son adobados quando mio Çid esto ovo fablado;
las armas avien presas e sedien sobre los cavallos.
Vieron la cuesta yuso la fuerça de los francos;
al fondon de la cuesta, çerca es del laño,
mando los ferir mio Çid el que en buen ora nasco;
esto fazen los sos de voluntad e de grado,
los pendones e las lanças tan bien las van enpleando
a los unos firiendo e a los otros derocando.
Vençido a esta batalla el que en buen ora nasco;
al conde don Remont a preson le an tomado.

59


Hi gaño a Colada que mas vale de mill marcos de plata,
i bençio esta batalla por o ondro su barba;
priso lo al conde, pora su tienda lo levava,
a sos creenderos guardar lo mandava.

De fuera de la tienda un salto dava,
de todas partes los sos se ajunta[va]n;
plogo a mio Çid ca grandes son las ganançias.

A mio Çid don Rodrigo grant cozinal adobavan;
el conde don Remont non gelo preçia nada,
aduzen le los comeres, delant gelos paravan,
el non lo quiere comer, a todos los sosañava:

Non combre un bocado por quanto ha en toda España,
antes perdere el cuerpo e dexare el alma
pues que tales malcalçados me vençieron de batalla!"

60


Mio Çid Ruy Diaz odredes lo que dixo:
"Comed, conde, deste pan e beved deste vino;
si lo que digo fizieredes saldredes de cativo,
si non, en todos vuestros dias non veredes christianismo."

61


Dixo el conde don Remont: "Comede, don Rodrigo, e penssedes de folgar,
que yo dexar m'e morir, que non quiero comer."
Fasta terçer dia nol pueden acordar;
ellos partiendo estas ganançias grandes
nol pueden fazer comer un muesso de pan.

62


Dixo mio Çid: "Comed, conde, algo,
ca si non comedes non veredes christianos;
e si vos comieredes don yo sea pagado
a vos e dos fijos dalgo
quitar vos he los cuerpos e darvos e de mano.

Quando esto oyo el conde yas iva alegrando:
"Si lo fizieredes, Çid, lo que avedes fablado,
tanto quanto yo biva sere dent maravillado."

"Pues comed, conde, e quando fueredes yantado
a vos e a otros dos dar vos he de mano;
mas quanto avedes perdido e yo gane en canpo
sabet, non vos dare a vos un dinero malo,
mas quanto avedes perdido non vos lo dare
ca huebos melo he e pora estos mios vassallos
que conmigo andan lazrados, ¡e non vos lo dare!
Prendiendo de vos e de otros ir nos hemos pagando;
abremos esta vida mientra plogiere al Padre santo,
commo que ira a de rey e de tierra es echado."

Alegre es el conde e pidio agua a las manos,
e tienen gelo delant e dieron gelo privado.
Con los cavalleros que el Çid le avie dados
comiendo va el conde ¡Dios, que de buen grado!

Sobr'el sedie el que en buen ora nasco:
"Si bien non comedes, conde, don yo sea pagado
aqui feremos la morada, no nos partiremos amos."

Aqui dixo el conde: "¡De voluntad e de grado!"
Con estos dos cavalieros a priessa va yantando;
pagado es mio Çid que lo esta aguardando
por que el conde don Remont tan bien bolvie las manos.

"Si vos ploguiere, mio Çid, de ir somos guisados;
mandad nos dar las bestias e cavalgaremos privado.
Del dia que fue conde non yante tan de buen grado,
el sabor que dend e non sera olbidado."

Dan le tres palafres muy bien ensellados
e buenas vestiduras de peliçones e de mantos.
El conde don Remont entre los dos es entrado;
fata cabo del albergada escurriolos el Castelano:

Hya vos ides, conde, a guisa de muy franco!
¡En grado vos lo tengo lo que me avedes dexado!
Si vos viniere emiente que quisieredes vengalo
si me vinieredes buscar fallar me podredes;
e si non, mandedes buscar; o me dexaredes
de lo vuestro o de lo mio levaredes algo."

Folgedes, ya mio Çid, sodes en vuestro salvo!
Pagado vos he por todo aqueste año,
de venir vos buscar sol non sera penssado."

63


Aguijava el conde e penssava de andar;
tornando va la cabeça e catandos atras,
miedo iva aviendo que mio Çid se repintra,
lo que non ferie el caboso por quanto en el mundo ha
¿una deslealtança? ca non la fizo alguandre.
Hido es el conde, tornos el de Bivar;
juntos con sus mesnadas, conpeçolas de legar
de la ganançia que an fecha maravillosa e grand


Español moderno:


←Anterior Cantar del Mío Cid Siguiente→
Introducción

Portada | Crónica de veinte reyes

Destierro del Cid

1..16 | 17..32 | 33..48 | 49..63

Bodas de las hijas del Cid

64..76 | 77..89 | 90..102 | 103..111

La afrenta de Corpes

112..121 | 122..131 | 132..141 | 142..152

Anexo

Anotaciones