Celos aun del aire matan: 085

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 085 de 138
Celos aun del aire matan Jornada II Pedro Calderón de la Barca


CÉFALO

No temas, pues, mariposa.
Yo por ti de amor no temo
la llama, por más que activa
quiera abrasarme.

POCRIS

¿Quién? Pero
ni el aliento, ni la voz,
la vida, ni el alma puedo
usar. ¿Qué mucho, si faltan
alma, vida, voz y aliento?
(Cae desmayada.)

CÉFALO

En mis brazos ha caído;
¿pues qué aguardo?, ¿pues qué espero?
Y si solo en esta vida
logradas mis dichas llevo,
arda el templo de Diana.
(Vase, llevándola en los brazos.)