Celos aun del aire matan: 088

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 088 de 138
Celos aun del aire matan Jornada III Pedro Calderón de la Barca


DIANA

En Eróstrato el ceño
empiece, tú le busca
en los montes, adonde
le retiró el asombro de su culpa.
¡Oh, Megera inhumana,
fiera le obliga a que huya
de las gentes, sintiendo
ansias, fatigas, coleras y angustias.
Tú, Alecto, pues que Pocris
con Céfalo me injuria;
pues apóstata mía,
con él de amor en las delicias triunfa.
En su rendido pecho
harás que se introduzgan
de los celos el áspid,
que entre las flores del amor se oculta.
Tú, Tesífone, a él
los sentidos perturba,
para que mi venablo,
de quien ahora tan ufano usa,
le haga yo instrumento
de sus tragedias, cuya
lástima sea baldón
de deidad, que a ser llama nació espuma.
Y porque un vil castigo
no piensen que en mí dura,
a vista destos, cobre
Rústico la primera forma suya.


<<<
>>>