Cesta de lotos: 006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cesta de lotos de Julio Flórez

En la ausencia[editar]




Ya la pálida muerta de la noche,

al resplandor de los celestes cirios,

va descendiendo en su enlutado coche:


Mientras que los ensueños y delirios,

surgen en los pensiles de la mente,

albos como las garzas y los lirios.


Habla el silencio al corazón y siente

el espíritu un ansia indefinible

de alzarse hasta el azul resplandeciente.


Hasta ese inmenso azul inaccesible,

donde los astros, como flores vivas,

hechas de fuego, alumbran lo invisible.


Y en donde como trémulas cautivas,

tras de rejas ignotas, las estrellas

enderezan sus frentes pensativas.


Y abren sus ojos luminosos, ellas,

las soñadoras blancas del vacío,

esquivas siempre, pero siempre bellas.


Todo duerme: la vega, el bosque, el río.

Todo duerme: la flor, el ave, menos

tú, en el sopor del pensamiento mío.


Cesta de lotos de Julio Flórez
A media Voz -

Alondra - Arrullo - El bofetón -
En alta mar - En la ausencia - Entonces - Estatua viva -
Flor dañina - Limosna de amor - Mística - Natal -
Ojos y Ojeras - Por siempre - Reto - Sueño dorado -
Tus manos - Visión - Adivina - Amor inmortal -
Cárcel perpetúa - El primer pétalo - En el río - En tu busca -
Esquife Aéreo - Estela - Íntima - Miosotis -
Monotonías - Nieves y sombras - Pistilos - Quizás -
Sol Blanco - Todo - Tus ojos - ¡Oh mar! -