Contra valor no hay desdicha: 117

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 117 de 121
Contra valor no hay desdicha Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


CIRO:

¡Oh Arpago amigo, cumpliste
la palabra como noble!
Aunque parezco vencido,
no lo estoy mientras informe
el alma esta vida. Tengo
justa esperanza en los dioses.
Dellos soy hijo; estas flechas
te dirán que no soy hombre.
Diamantes tengo por alma
en pecho y manos de bronce,
ninguna dellas me ha herido,
Marte detuvo sus golpes;
no pasan mortales flechas
a divinos corazones.
Mi gente vuelve; que, en fin,
no hay cosa que los provoque
como ver que las mujeres
los afrenten y deshonren.
¡Ea, soldados, al arma!
¡Ah, cómo vuelven feroces!

ARPAGO:

León capitán de liebres,
hará las liebres leones.


<<<
>>>