Décimas (El jardín de Venus, Samaniego)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda






Una fe con testimonio    
 del pecado original   
 tendrá, alma virginal,   
 la noche del matrimonio.   
 No divise a Marco Antonio   5   
 Tácito, que vas perdida;   
 llora mucho por tu vida,   
 cena poco por tu alma,   
 y para ganar la palma   
 o haya lámpara encendida.   10   
 

     Ten tu lecho conyugal   
 con su mancha de artificio,   
 penitente sacrificio   
 sobre el ara original;   
 haya suspiro mortal,   15   
 y si Adán cogiera a Eva,   
 que toda fruta se prueba   
 en el jardín de la vida   
 dile con ansia afligida:   
 - Ay, señor, ¿dónde me lleva?   20   
 

     Si la piadosa madrina   
 al tálamo te llevare   
 y al esposo llamare,    
 dile: - Señor, no soy digna;   
 mas si el pobre determina   25   
 no parecer impotente,   
 dile con mucho dolor:   
 - Misericordia, Señor,    
 que soy cordera inocente.   
 

     Que con esto y con callar,   30   
 suspirar y presumir,   
 llorar, dudar y gemir,   
 el pobre la ha de tragar;   
 y si no quiere pasar   
 el agosto por abril,   35   
 para aliviar tu fortuna   
 di: - No hubo virgen ninguna   
 después de las once mil.