De pié los muertos: 006

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Dice el 42[editar]




Cortijo que en la ubérrima llanura,

de agreste aroma y de silencio avaro,

del labrador recatas la ventura

bajo el azul de un cielo siempre el claro.


Torre que hacia el cenit marcas el rumbo

de la oración y de tus bronces huecos

al aire das el vibrador retumbo

que se prolonga en desmayantes ecos.


Alcázar señorial que en las ciudades

enseñas en tus mármoles cautivos

la borrosa visión de otras edades.


¿Sois gratos?... sois augustos? Sois altivos?

¿Alegráis las humanas soledades?

¡Despareced bajo mis explosivos!