Del enemigo, el primer consejo: 057

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena IX
Pág. 057 de 101
Del enemigo, el primer consejo Acto II Tirso de Molina


ALFONSO

Señor, mi turbación no nace deso.
Es Ascanio mi amigo.


FEDERICO

Pues ¿qué importa? 690


ALFONSO

De sus honras o agravios intereso
lo mismo que él; si Vuestra Alteza corta
el hilo a su esperanza, y este exceso
venciéndose a sí mesmo no reporta,
¿de qué se espanta que me turbe, y sienta 695
dividida en mí y él tan grande afrenta?


FEDERICO

Yo soy vuestro señor, si él vuestro amigo:
Ved a quién debéis más. Conde, seguro
pretendo estar de vos; no uséis conmigo
cautelas que celoso conjeturo. 700
Si a la Condesa amáis, sois mi enemigo;
y si la aborrecéis, saber procuro
de qué suerte en presencia de Lucrecia
el desdén que mostráis la menosprecia.
Aquí vendrán las dos, y yo escuchando 705
oculto lo que pasa, ver espero,
amoroso con ésta, tierno y blando,
cómo sabéis con la otra ser severo.
Decidla sequedades; yo os lo mando:
por mí no reparéis en ser grosero 710
con damas esta vez; pues de otro modo,
sospecharé que me engañáis en todo.
¿No respondéis?


ALFONSO

¿Qué hay que esperar respuesta
de quien sirviéndês siempre os fue obediente?
Yo haré cuanto mandáis.


FEDERICO

Sacadme desta 715
sospecha, y con estado suficiente
haré vuestra ventura manifiesta,
sin que vuestra privanza, que en creciente
tantos envidian, desde aquí adelante
mudanzas del rigor la hagan menguante. 720
 
(Vase.)


Del enemigo, el primer consejo de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III