Del enemigo, el primer consejo: 060

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena X
Pág. 060 de 101
Del enemigo, el primer consejo Acto II Tirso de Molina


ALFONSO

(Lee.)
 
«Lucrecia mi coadjutora,
en mi nombre sustituída,
o necia o desvanecida,
es mi menospreciadora: 780
ella y yo iremos agora
a palacio, y importará,
si pena mi agravio os da,
que mientras que esté delante,
os preciéis de muy mi amante; 785
que en esto la honra me va.
Decidme muchas ternezas,
y haced della poco caso;
que injurias que por vos paso,
se han de pagar con finezas; 790
halle en vuestras asperezas
desengaño manifiesto
quien soberbia se me ha opuesto.
No os digo más. Conde, adiós:
que para cumplirlo vos, 795
basta que yo guste desto.»


PORTILLO

¡Bueno! ¿Qué alcalde de corte
nos pudiera mandar más?
Vive Dios, que si la das
gusto... ¡Gentil pagaporte! 800


ALFONSO

Déjame, Portillo, salte
allá fuera.


PORTILLO

Sálgase ella
del mundo; que no hará mella
en Milán, cuando nos falte.


ALFONSO

Ea, pues, no seas molesto. 805


PORTILLO

Pues dejémosla los dos;
que para que lo hagáis vos,
basta que yo guste desto.

(Éntrase.)


Del enemigo, el primer consejo de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III