Del enemigo, el primer consejo: 062

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena XII
Pág. 062 de 101
Del enemigo, el primer consejo Acto II Tirso de Molina


ALFONSO, solo.

ALFONSO

Ya ¿de qué sirve, tormentos,
mi sufrir y padecer?
¿De qué importancia han de ser
sin premios merecimientos?
¿No ha de ser de Ascanio esposa? 825
¿No la ama el Emperador?
¿No es ya imposible mi amor?
Mi muerte, ¿no es ya forzosa?
Pues dar contento al Augusto,
y a mis agravios venganza; 830
donde murió la esperanza,
mueran las leyes del gusto.
Vive Dios, que he de pagar
con desprecios su desdén;
fingiré que quiero bien 835
a quien comienza a envidiar;
diréle a sus mismos ojos
mil caricias, mil amores;
que en cambio de disfavores,
no es mucho feriarla enojos. 840
Y si muriese ofendido,
vengaréme desta suerte;
que quien muere dando muerte,
si no vence, no es vencido.
 
(Vase.)


Del enemigo, el primer consejo de Tirso de Molina

Personas - Acto I - Acto II - Acto III