Diccionario de autoridades. Tomo I: 003

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 003 de 104
Diccionario de autoridades. Tomo I Real Academia Española



APROBACION DEL SEÑOR DON FERNANDO DE LUJAN y Sylva, Marqués de Almodóbar, Mayordomo del Rey nuestro señor, y de su Consejo en el Real y Supremo de Indias.

Autoridades-P.jpg

Or comissión del señor Doctor Don Christoval Damásio, Vicario de esta Corte, y su Partido, he visto con todo cuidado y atención el Diccionario de la Lengua Castellana, compuesto por la Real Académia de ella: y reconozco en su admirable contexto quan bien lograda fatíga y feliz desvélo han empleado los ilustres ingénios que la componen, en el curioso y eruditissimo exámen de las voces de nuestro Idióma. Todas las de la fama se ocuparán en gritar el apláuso que merece el triumpho de sus estudiosas taréas, que han conseguido desempeñar con tanto acierto el loable institúto à que destinaron su priméra aplicación. Solo un estúdio tan constantemente laborioso, tan honradamente empeñado, y tan honrosamente sostenido del elevado soberano auspicio que le favorece, huviera podido, en el sudór de pocos años, coronarse con la glória de acabar con tanta felicidád la mas molesta y prolixa empressa literária.

Este, pues, gran trabájo dá cabal satisfacción à quanto pueda, ò quiera dudar en el uso de nuestra Léngua el mas impertinente crítico , ò el mas escrupuloso observador de su castizo, puro y sólido estílo: porque con una menudissima especificación y formalissima puntualidád descubre la raíz, orígen, ò mas verosímil derivación de cada vocablo: demuestra su naturaleza y propiedád, enseña su metaphórico sentído y phrases, advierte el impróprio y violento significado que le ha introducido la ignoráncia del vulgo, insinúa el menos decente en que le ha viciado su malícia, y los equívocos en que el arbítrio de su caprichosa variedád ha dividido confusamente la primitiva unívoca entereza de su significación: explíca los adágios ò refránes que se forman de su locución, previene la voz que yá está antiquada, distingue y sepára la yá naturalizada, la modernamente intrusa de extraño Idióma, y la voluntariamente inventada en el nuestro por algunos ingénios, que especialmente para lo jocoso se tomaron esta licéncia. Ultimamente toda esta insigne obra siendo tan dilatada, y tocando aunque de passo y truncadamente tantas y tán várias espécies en las innumerables citas de diversos libros sobre distintas matérias, que incluye para apoyo y comprobación de su intento, no tiene voz ni concepto que disuene de la rectitud de nuestra Religión Cathólica, y buenas costumbres, guardando siempre aquella grave decéncia y decorosa modéstia que corresponde à la grandeza del assunto, y à la gravedád y prudéncia de sus sabios y discrétos Autóres. Este es mi parecer salvo melori. Madrid à catorce de Septiembre de mil setecientos y veinte y quatro.

El Marqués de Almodóvar

LICENCIA DEL ORDINARIO.

Nos el Doctor Don Christoval Damásio, Canónigo de la insigne Iglésia Colegiál del Sacro-monte Ilipulitano Valparaíso, extramuros de la Ciudád de Granada, Inquisidór ordinário, y Vicario de esta Villa de Madrid, y su Partido, &c. Por la presente, y por lo que à Nos toca damos licéncia para que se pueda imprimir è imprima el Libro intitulado: Diccionario de la Lengua Castellana, que se compone de vários tomos, compuesto por la Real Académia Españóla: atento que de nuestra orden se ha visto y reconocido por el señor Don Fernando de Lujan y Sylva, Marqués de Almodóbar, y no contiene cosa que se oponga à nuestra Santa Fé Cathólica, y buenas costumbres. Fecha en Madrid à veinte y cinco de Septiembre, año de mil setecientos y veinte y quatro.

Doctor Damasio

Por su mandado,
Mathias de Aranda.

Ver original: Imagen:Autoridades-I-005.jpg


<<<
>>>