Diccionario de autoridades. Tomo I: 075

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 075 de 104
Diccionario de autoridades. Tomo I Real Academia Española



y en las de la C en las dos vocáles e i: la G, la J, y la X en las dos vocáles e i, la J, y la X en sus combinaciones enteras: la C, y la Q, y la G, y la H en las combinaciones en que media la u. La segunda el uso de las consonantes dobladas, que regularmente se hallan en las voces compuestas: como Accessión, Immemoriál, Annotar, Assentar, Dissimular, Arreglar. Y la tercera el de las consonantes diversas, que concurren en vários vocablos: como Assumpto, Sactidád, Demonstración, Disciplina, Redempción, Extrañeza, Excusación.

21 Antes de entrar à discurrir sobre cada punto, y determinar lo que legitimamente se debe practicar, se presupóne por cierto lo priméro, que la Léngua Castellana no tiene caractéres próprios para la expressión de sus voces, y que los que generalmente usan son los Latinos: pues aunque no sea disputable que antes de la dominación de los Romános en España, los Españóles tuvieron letras ò notas para la significación del lenguage que entonces se hablaba, y que tambien los Godos introduxeron las suyas: de las priméras no hai memória, y las góticas cessaron desde el año de 1091. por decréto del Concilio nacionál celebrado en Leon, reinando Don Alonso el Sexto, en el qual se estableció que no se usasse de otros caractéres que de los Romános.

22 Lo segundo se debe suponer y sentar, que igualmente se han conservado para la expressión y notoriedád de las voces Griegas admitidas en nuestra Léngua algunas letras suyas, quales son la Y, K, Ch, Ph, Th, y esto no porque se necessite de ellas para su pronunciación, sino para que se distingan y conozcan, à imitación de lo que acostumbraron los Latinos, de quienes las hemos tomado, y de lo que hacen otras Naciónes que tambien las matienen, aunque para pronunciarlas no las necessitan.

23 Lo tercero se debe suponer, que si bien es cierto que el lenguage Castellano, que modernamente se habla, está en gran parte mudado de lo que en lo antíguo se usaba, y consiguientemente alterada en muchas palabras la pronunciación, ò por haverse trocado unas letras por otras: como en lugar de Facer Hacer, en lugar de Fijo Hijo, en lugar de Cibdád Ciudád, ò por haverse considerado como repugnantes à la blandúra del estílo la duplicación y concurrencia de algunas consonantes: como en Abbad, Abbreviar, Accommodado, Afflicción, Dubda, Sculptúra, Redemptór, Augmento: tambien es evidente que esta mudanza y alteración, assi en lo escrito, como en lo pronunciado, unicamente se halla en las dicciones que vienen de la Léngua Latina, respecto de que en las que se han tomado de otros Idiómas, de la misma manéra se pronúncian y escriben el dia de oy, que antes se escribían y pronunciaban. La razón de esta diferéncia es, porque los mas ò casi todos los vocablos, que no vienen de la Léngua Latina, son de nombres próprios y especificos de las cosas: como Adarga, Bandéra, Capa, Daga, Estufa, Flota, Guante, Yelmo, Zelo, Zizaña, ù de Artes y Ciéncias:


Ver original: Imagen:Autoridades-I-077.jpg


<<<
>>>