Diego de Covarrubias (Retrato)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


D. DIEGO DE COVARRUBIAS.[editar]

D. DIEGO COVARRUBIAS Y LEIVA.
Obispo de Segovia y Presidente de Castilla. Célebre Jurisconsulto y Canonista. Nació en Toledo en 1512 y murió en 1577.
D. Diego de Covarrubias y Leyva nació en Toledo el año de 1512. Fuéron sus padres Alfonso, Arquitecto mayor de aquella Santa Iglesia, que habia tomado el apellido del lugar de su nacimiento en Castilla la Vieja, y María Gutierrez Egas, natural de la misma Ciudad. Un tio Sacerdote que tenia en Salamanca le dió la educación que merecían sus excelentes disposiciones; y el estudio desplegando los talentos que le adornaban, le abrió la gran carrera en que se aventajó después con tanta gloría. Ningún linage de conocimientos se resistía á su aplicación continua: Clenardo y Pinciano le enseñaron las lenguas Latina y Griega; y Azpilcueta fue su Maestro en los dos Derechos, á cuyo estudio se consagró enteramente. El Colegio mayor de Oviedo se gloría de contarle entre sus alumnos, y la Universidad entre sus discípulos y Doctores. Bien que se dice, que en el examen de Licenciado la iniquidad ó prevención de los jueces estuvo para reprobar á un hombre, cuya gloria en la Jurisprudencia compite con la de Alciato y Cuyás. Tan equívoco es el juicio, que puede hacerse en un examen. Una Cátedra, que regentó después, donde se miraban á porfía discípulos, aplausos y adelantamientos, fue la mejor respuesta á sus enemigos, que confundidos calláron.
Oidor primero en la Chancilleria de Granada, y después Obispo de Ciudad-Rodrigo, fue elegido para ir al Concilio de Trento con los demás ilustres Españoles, que envió Felipe II á aquel general Congreso. Covarrubias se concilió el respeto y la benevolencia de los Padres por la dignidad de su carácter, y la profundidad de su doctrina: y ayudó como asociado al Cardenal Hugo Buon-Compagno en la extensión de los Decretos de reforma; no faltando quien afirme, que él solo hizo este trabajo, por haberlo descargado en él aquel Purpurado, que después fue Papa con el nombre de Gregorio XIII. Vuelto á España, y trasladado al Obispado de Segovia, fue por muerte del Cardenal Espinosa, Presidente del Consejo Real de Castilla, elevado á este supremo empleo, que desempeñó admirablemente en los seis años que le ocupó, dexando en la memoria de su conducta el mas digno exemplo á sus sucesores. Murió en 26 de Septiembre de 1577, ya electo Obispo de Cuenca. Es cierto que desde hijo de un Arquitecto hasta Presidente de Castilla se halla una distancia grande; pero eran todavía mas grandes sus talentos, sus estudios, su reputación, y sus virtudes.
Dexó escritos dos volúmenes de qüestiones Civiles y Canónicas, apreciadas mucho de los Letrados, y que manifiestan á todas luces su copiosa erudición. A veces se le ve discurrir en ciertos puntos libre de las preocupaciones de su tiempo, y dar pasos de gigante hácia la verdad, que después ha tardado tanto en descubrirse. Andrés Scoto en su Biblioteca le llama singular honra de la España por su excelente juicio, y sus escritos profundos: y en otra parte dice, que con los rayos de su saber confundió a sus émulos, y los obligó á que le admirasen. Francisco Sarmiento, Obispo de Jaén, en sus Qüestiones del Derecho : Juan Garcia en su tratado de la Nobleza : Antonio Quesada en sus Qüestiones Legales : Andres Resende en la recopilación de sus obras; y otros le tributan como á porfia los títulos de ingenio sin igual, de cumbre de la Jurisprudencia, de oráculo de la equidad &c.
Ademas de las hasta aquí publicadas dexó escritas otras obras, unas concluidas, y otras sin haber recibido la última mano, que no han logrado la prensa: como son: unas Notas al Concilio de Trento : unas Observaciones al Fuero Juzgo, que su hermano D. Antonio de Covarrubias perfeccionó y había dispuesto para la Imprenta : un tratado dePœnis, el mismo que dictó á sus oyentes en Salamanca en 1540 : el Catálogo de los Reyes de España, y de otras cosas señaladas por razón del tiempo.


Véase también a Diego de Covarrubias en Wikipedia


◄  Anterior
Siguiente  ►