Discurso de Cristina Fernández en el acto de anuncio de la Asignación por Embarazo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


Discurso de la Presidenta de la Nación Argentina, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, en el acto de anuncios de asignación por embarazo para portección social; nueva campaña de vacunación contra la grupe y beneficios para afiliados al PAMI. 18 de abril de 2011.



Gracias, muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas: la verdad que, luego de estos anuncios, podríamos decir que hoy, en la República Argentina, es el día de la salud de los menores y de los mayores, que no es lo mismo que decir la salud al por menor y al por mayor, que sería un concepto económico porque para nosotros - como todos saben - la salud es un profundo concepto de desarrollo social.

Por eso, estás decisiones muy importantes; veíamos, en primer término, el corto que establecía lo que van a ser los nuevos beneficios, la extensión de los beneficios del PAMI, en este caso de cobertura de medicamentos, los medicamentos que hoy tenían el 40 por ciento de cobertura al 50 por ciento y los que tenían el 70 al 80 por ciento. Bueno es recordar porque hay una parte de cobertura al 50 ahora y al 80 por ciento, pero hay un 25 por ciento de los jubilados totales de nuestro país, 1.102.450 jubilados que tienen cobertura al ciento por ciento de toda su medicación.

¿Saben cuántos jubilados, en el año 2004, y digo este año porque en el 2003 no teníamos estadísticas confiables, en el PAMI, pero en el año 2004 el número que PAMI cubría al cien por cien de medicamentos a sus jubilados ascendía sólo a 9.000 jubilados? ¿Escucharon la cifra? 9.000 jubilados solamente tenía el cien por cien de cobertura de farmacología. Hoy estamos cubriendo totalmente al cien por cien 1.102.450, el 25 por ciento. Y de los más de 4 millones de jubilados, el 78 por ciento aproximadamente recibe asistencia médico farmacológica y el otro hasta el 94 farmacológica o asistencial.

Yo cuando voy a las provincias cuento lo que son los giros del Presupuesto Nacional, en los distintos institutos, y uno ve, cuando digo por ejemplo que en tal provincia, en el año 2003, el PAMI giraba 15 millones y ahora va y gira 300 y pico, 400, cifras que han crecido casi al 1.000 por ciento y esto es lo que nos da la pauta de que no son números, son más de un millón de personas que tienen cobertura al cien por cien. Y también en materia de medicamentos oncológicos y HIV el PAMI cubre el cien por cien a todos sus afiliados también, con lo cual creo que estamos ante una extensión de los beneficios creo que pocas veces vista en la historia de nuestro país y estoy segura que es absolutamente única en toda la región. Y nos tenemos que sentir muy orgullosos los argentinos de que le damos valor a la salud de nuestros abuelos, a la salud de nuestros mayores.

Al mismo tiempo, y también tiene que ver con todas estás cosas que venimos haciendo, desde el año 2003: el turismo. Ayer recién le comentaba a ellos muy por lo bajo que había visto una excelente película chilena, no sé si la vieron, "El regalo", que trata de esos viajes de jubilados, una película romanticona bueno, pero estaba buena y el tema del turismo. Eso que acaba de firmar, hoy, el titular de Aerolíneas Argentinas, ahora sí Argentinas, y el titular del PAMI, que lo podemos hacer precisamente, porque además también de recuperar el PAMI, de recuperar la administración de sus recursos, hemos también recuperado Aerolíneas Argentinas para poder hacer este tipo de lo que yo llamo reparaciones y un Estado, que yo no llamara de bienestar, porque tiene media mala prensa el viejo Estado de bienestar, pero yo diría un Estado de equidad, un Estado de justicia. Son palabras que por más que le quieran dar vueltas y vueltas no las van a poder invalidar porque la equidad y la justicia son valores que todos debemos perseguir.

Al mismo tiempo el PAMI comienza a anunciar también la vacunación de la vacuna contra el neumococo, pero también quiero decirle que he decidido incorporar al calendario de vacunación nacional, del ministerio de Salud, que fíjense ustedes, hasta hoy, el calendario tiene 14 vacunas, de las cuales 8 se incorporaron a partir del año 2003. Hoy vamos a incorporar al calendario escolar la vacuna contra el neumococo para todos los niños.

Ustedes saben la vacuna contra el neumococo es para los niñitos que tienen neumonía, o tienen sepsis o meningitis, que son por año unos 122 mil que tienen neumonía con una mortalidad - acá tengo los números y estoy buscando entre mis papeles porque invertí como siempre el orden de las cosas - pero acá están. El neumococo que nos lleva, junto con la HPV (vacuna contra el virus del papiloma humano) que incorporamos en la Academia Nacional de Medicina para las niñas de hasta 12 años para evitar la muerte femenina por cáncer de útero que ustedes saben es una de las principales causas de mortalidad. Ahora estamos incorporando esta vacuna, con lo cual tenemos un calendario de vacunación de 15 vacunas solventadas absolutamente por el Estado. Esta del neumococo nos va a demandar una inversión de aproximadamente 40 millones de dólares, bueno esto oscila de acuerdo con el precio de los medicamentos internacionales, es una inversión. Fíjense que no digo gasto, digo una inversión muy importante y lleva precisamente entonces un calendario de vacunación de 15 vacunas.

Miren que importante, les voy a dar un dato: él, en el año 2005, incorporó al calendario la vacuna contra la Hepatitis A; en el 2003 se había incorporado la vacuna contra la Hepatitis B. Él incorporó - me acuerdo - en el año 2005, la de la Hepatitis A para niños de hasta un año, hasta ese momento teníamos por año 68.000 casos de Hepatitis B y además con los consecuentes transplantes había una mortalidad del 1 por 1.000, mortalidad o transplante de hígado producto de esa patología. A partir del año 2009, no tenemos registro de transplante por Hepatitis y los últimos casos, entre los años 2010 y 2011, han sido sólo 100 casos. O sea, año 2005, 68 mil, producto de la aplicación de la vacuna ahora tenemos 100 casos solamente.

Porque digo esto, porque ya veo que mañana, muere un chico por meningitis y dicen: "pese al plan de vacunación anunciado", sí porque son cosas trágicas, pero hasta con esas cosas se juega, hasta con la vida, con la tragedia, a ver si pueden hacer daño, o utilizar o distorsionar. Todo plan de vacunación, el HPV para niñas de 12 años también, como en este caso también; el neumococo va a tener un efecto, obviamente, más temprano que el otro porque obviamente la otra vacuna va a demandar más tiempo para ver sus efectos en el transcurso de la vida, pero realmente estamos haciendo un gran esfuerzo.

Fíjense que en neumococos tenemos 22.000 casos de neumonía por año, con 483 muertes; en sepsis 1.750 casos por año, con 26 muertes y en 122 casos de meningitis con 17 muertes o consecuencias neurológicas que trae la enfermedad, secuelas muchas veces muy graves. Por eso estamos muy contentos con esta incorporación al calendario de vacunación que tienden principalmente a la preservación de nuestros chiquitos.

Y finalmente lo que constituye, tal vez, algo muy importante como es la extensión de la Asignación Universal por Hijo, en este caso es la Asignación para madres embarazadas para la protección social, a partir de la décimo segunda semana de vida. Ustedes saben realmente que tenemos dos períodos de mortalidad infantil, entre el nacimiento y el día 27, y entre el día 28 y el primer año de vida. En realidad, la combinación de ambos períodos nos da que las muertes de chiquitos que son de 9.026 casos de fallecimientos de chiquitos que mueren por año; las defunciones neonatales, o sea hasta el 27 día de vida son en un 54 por ciento evitables con los controles y las defunciones post-natales, que es lo que se considera desde el día 28 hasta el primer año de vida son reducibles en 1.330 casos, para un 43 por ciento. Quiere decir que de esas 9.026 muertes, 4.565 muertes tienen causas evitables, en las cuales evidentemente el control prenatal porque implica que a las mamás se tomen su peso, se le hagan los Papanicolaus, se le haga las ecografías y todo lo que ya sabemos que se hacen las mujeres embarazadas y ustedes saben que las más afectadas - si uno ve las estadísticas - son además las mamás que estamos cubriendo con este universo, que son precisamente las que carecen de cobertura social, o porque no son trabajadores o por no tienen el dinero suficiente para acceder a la medicina pre-paga.

En este sentido, quiero decir que mi gran ilusión es poder bajar un dígito realmente de los índices de mortalidad infantil, que lo podamos hacer en uno o dos años, pero realmente hemos hecho adelantos importantes. Por ejemplo, en el año 2002, la mortalidad en el país era de 16,8 por 1.000 y en el año 2009 - ya estamos consolidando el año 2010 que nos va a dar una sorpresa porque vamos a hacer una gran reducción - hemos consolidado, en ese año 2009, en 12,1 por 1.000, o sea del 16,8 al 12,1. Yo creo que vamos a llegar al 11,9, dentro de muy pocos días vamos a poder informarlo, con lo cual estaríamos bajando 5 puntos de mortalidad infantil, desde el año 2008 a la fecha.

Para que ustedes tengan una idea de lo que son las brechas sociales y como tienen que ver también con la geografías. La reducción, por ejemplo, en Tucumán, en el año 2003, la mortalidad infantil era del 23 por 1.000, hoy es del 13,1 por 1.000, se redujo el 44 por ciento, hablo de Tucumán. en Jujuy, por ejemplo, tenía el 19,2 por 1.000 y se redujo al 11,5 por 1.000, un 41 por ciento.

Dos últimas les doy, porque marcan la diferencia del NEA-NOA, una realidad lacerante en nuestro país estructural que estamos atacando fuertemente desde todos los frentes, desde lo sanitario, desde lo educativo, desde infraestructura, en fin, de todo: Chaco tenía una mortalidad del 27,7 por mil en el año 2003 y hoy está en el 17.8, prácticamente 10 puntos ha bajado, todavía falta mucho y que tiene que ver con las otras cosas que también nos faltan; San Juan, del 19.6 bajó al 11 por mil, 44 por ciento, por abajo inclusive de la media nacional; Misiones, acá tenemos a la Vicegobernadora, del 20,2 por mil que tenía Misiones, bajó al 13 por mil, un 36 por ciento menos.

No quiero seguir, pero esto va marcando la necesidad de seguir trabajando y de seguir profundizando las políticas, porque estos son los resultados.

O sea, cuando uno dice por qué la profundización de las políticas, por qué nunca menos, porque no queremos nunca menos de todo esto que hemos logrado en estos 8 años y porque no queremos volver en nada para atrás.

No queremos volver en nada para atrás y por eso hay que seguir haciendo un gran esfuerzo. Esta Asignación Universal que va a llegar a las embarazadas y que va a permitir que esa mamá no tenga el temor de qué hacer con su hijo porque no va a tener ayuda ni cobertura y que inscribiéndose en el Plan Nacer le va a permitir tener todo el control y si sigue sin poder tener trabajo, sin lograr cobertura, luego va a tener la Asignación Universal por Hijo. La certeza es que en definitiva, el hijo no sea una maldición, sino, lo que debe ser siempre, una bendición.

Entonces, yo creo que el gran esfuerzo que todos tenemos que hacer, que el embarazo sea eso: vivido con alegría por la mujer, si está sola, o por la familia, si está acompañada o por su compañero. Y si está sola, que tenga además la compañía del Estado que bien se la merece.

Estas políticas sociales que, en realidad, son el complemento también de lo que todavía no ha podido cubrirse a partir del crecimiento de la economía y del mejoramiento de los índices. Yo aquí tengo lo que son los índices de pobreza de hogares y de personas y van a ver qué detalle importante como la pobreza y la indigencia también están vinculadas a los hogares con mayor cantidad de chicos.

Si uno mira el año 2003, para ser más precisos, el primer semestre del año 2003, en Hogares, el 42,7 por ciento de los hogares argentinos, estaban bajo la línea de pobreza y el 20,4 bajo la línea de indigencia.

¿Pero qué eran esto en personas? Esto en personas eran exactamente el 54 por ciento de los argentinos, es decir, que el 54 por ciento de los argentinos estaban bajo la línea de pobreza y el 9,9 bajo la línea...Perdón, 27,7 de personas de indigencia, eran números terribles. Son tan terribles los números y hoy estamos en un 9,9 por personas y un 2,5, de aquellas cifras de 2 dígitos que eran realmente demoledoras, no solamente a nivel de tragedia social, eran demoledoras para la memoria política de un país, eran muy vergonzosas para la memoria política de un país.

Y esto nos permitió que ese famoso Índice de Gini, al que todo el mundo menciona, el Índice de Gini, para los que no lo saben, es un coeficiente de carácter internacional que mide la brecha entre pobres y ricos y se mide cero, es el ideal, la igualdad total, no hay pobreza, no hay indigencia, bueno, convengamos que es muy difícil pero es lo que debe ser siempre un objetivo, total para conformarse están los demás, nosotros no nos conformamos nunca.

Del 0.475, del Índice de Gini que teníamos en el tercer trimestre del 2003, llegamos al cuarto trimestre del 2010, o sea el año pasado, a 0,390, que comparado con Brasil, con Paraguay, con Uruguay, nos coloca a la vanguardia en la región en materia de lucha contra la desigualdad.

¡Que falta! Y claro que falta; falta porque todavía nos quedan 2.740.000 personas bajo la línea de pobreza, que es el 6,8 por ciento de los hogares. Eso es lo que yo les decía de cómo los hogares que más chicos tienen, son los que más afectados obviamente están por el nivel de pobreza. Y en materia de indigencia, todavía nos quedan 618.000 personas en 167.000 hogares.

Por eso, creo que todos los sectores de la economía, sobre todo cuando uno ve como vuela la economía, 9,5 el nivel de actividad económica en enero, 9,1 en febrero, cuando vemos realmente como muchos trabajadores organizados logran excelentes convenios, buenos salarios, como vemos que otros sectores logran cosechas récord, como vemos que otros tienen unos balances formidables que les permiten distribuir dividendos, bueno, no a todos porque hay algunos que no nos quieren distribuir dividendos, pero bueno, no importa, ya lo lograremos.

Es curioso, porque son los mismos que hablan de capitalismo y de seguridad jurídica. ¡Qué mayor seguridad jurídica que al accionista le den lo que le corresponde en una sociedad! Si algo hay capitalista, son las sociedades; nada más capitalista que las acciones que cotizan en Bolsa, cuánto te dan, cuántos dividendos, el balance, repartimos, no repartimos. Pero parece que esa hora se acabó el capitalismo, se acabó la seguridad jurídica y la quiero toda para mí.

Pero bueno, yo creo que la Justicia -espero, confío en la Justicia de mi país- sabrá poner las cosas en su lugar, porque en definitiva, es lo que reclamaría cualquier argentino y mucho más el Estado, que no es para sí que quiere. ¡Ojo!, cualquier argentino privado tiene derecho a tener ganancias y a que le paguen lo que es suyo porque para eso invirtió y eso tiene que ser así.

Bueno, en el Estado, todavía, es un poquito más necesario porque no es para el Estado, es para estas cosas que estamos anunciando hoy acá. Sin eso, no se podría hacer.

En Derecho, en este caso, el derecho, obviamente, otorga no privilegios, simplemente el sentido común a quien se ocupa del bienestar común. Ningún empresario, ninguna sociedad tiene porque ocuparse del bienestar de la sociedad. Él tiene que ocuparse de sus accionistas, de sus negocios, de sus actividades y estas son las reglas de juego, no tenemos que desgarrarnos las vestiduras ni pensar que eso es malo, así funciona el mundo desde hace mucho tiempo y por lo que veo, va a seguir funcionando así, con algunas correcciones que van a tener que hacer por las cosas que están pasando seguramente.

Pero esto funciona así y está bien porque nosotros queremos que las empresas ganen mucho dinero; lo que queremos es que después nos distribuyan la parte de las utilidades que le corresponden a los 40 millones de argentinos. Porque no son para esta Presidenta ni para el señor Director General de la ANSeS ni para el señor Ministro de Economía; es para todo esto que estamos haciendo: la Asignación Universal por Hijo, las embarazadas, los planes de vacunación, los planes de vacaciones para nuestros jubilados que también es parte de la salud a esa edad la vacación, es parte de la salud la vacación.

Yo la verdad que creo que es esto lo que quiero para mí país. Estoy segura que es lo que él querría. Él siempre me decía: "De lo único que no te vas a arrepentir en la vida, es de tenderle una mano a los que más lo necesitan".

"Seguramente -lo recuerdo como si fuera hoy-, mirá -me decía-, podés tener políticas de protección o de ayuda para tal o cual sector de la economía, barreras antidumping, todas ayudas que son importantes y buenas para el sector de la industria nacional, vas a poder tener una política cambiaria que permita que los sectores exportadores ganen mucha plata, pero seguramente ninguno se va a acordar ni ninguno te lo va a agradecer. Yo tampoco quiero que me lo agradezcan, pero acórdate -siempre me dijo- que eso que llega a la persona que está dejada de la mano de Dios, que no recibió ninguna ayuda y que realmente lo necesita, eso es invalorable y es lo que le da sentido realmente a la política y a la vida". Es inevitable que me acuerde de él a cada instante.

Pero bueno, hoy estaba escuchando una canción -para terminar con esto - de Joaquín Sabina y decía una parte, creo que era con Chabuca Granda que la cantaba, y en una parte que me hizo acordar tanto de él, decía algo así como...por ahí me confundo, pero decía que "ser valiente, no salga tan caro, y que ser cobarde, no valga la pena".

Muchas gracias, muchas gracias a todos, de verdad.