Discurso de todos los diablos: 050

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 050 de 072
Discurso de todos los diablos Francisco de Quevedo y Villegas


 


Y en esto un bellaconazo todo bermejo, con mucha cara y poca barba, cabeza con acometimientos de calvo, hacia vizco con resabios de zurdo, propio para persuadir maldades, y mejor para conocer los tiranos, abriendo la sima de las injurias por boca, y ladrando, pronunció este veneno razonado:

Jus, et fas multos faciunt. Ptolemae, nocentes.
Dat poenas laudata FIDES
et cole felices, miseros fuge, sidera terra
ut distant, ut flamma mari sic utile recto.
Sceptrorum vis tota perit, si pendere justa
incipit: evertitque arces respectus honesti.
Libertas scelerum est, quae regna invisa tuetur,
sublatusque modus gladiis; faceres saeve,
non impune licet, nisi dum facis; exeat aula,
qui vult esse pius; virtus, et summa potestas
non coeunt: semper metuet, quem saeva pudebunt.

(Lo lícito y lo justo a muchos hacen, Tolomeo, delincuentes, y padece castigos la fe honesta y verdadera cuando defiende gente perseguida de la fortuna. Llégate a los hados y a los dioses, y asiste a los dichosos; huye los miserables. Como el fuego dista del mar y el cielo de la tierra,así dista lo útil de lo bueno. Toda la fuerza de los cetros muere en empezando a obrar justificado; y el mirar a lo honesto desbarata las escuadras: el reino aborrecido sola la libertad de los delitos le defiende, y el dar licencia al hierro. Hacer todas las cosas con fiereza no es lícito sin pena, sino sólo cuando las haces. Salga de palacio quien quisiere ser pío; no se juntan la suma potestad y las virtudes. Quien tuviere vergüenza de ser malo, siempre estará temblando y temeroso.)


<<<
>>>