Don Álvaro de Luna: 06

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 06 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate


que cuando, otros se despeñan,
despeñarme fuera error.
PACHECO: Prudente sois, buen Vivero.
VIVERO: Quien los palacios pisó,

¿no debe serlo?

PACHECO: Pues bien,

hablémonos sin ficcion.
Vos no os podeis sostener
sin un brazo protector,
y si vos no me servís,
vanos mis designios son.
Esto supuesto, Vivero,
ved lo que os está mejor:
o caer con el de Luna,
o alcanzar mi proteccion.

VIVERO: ¡Con el de Luna caer!

¡Eso me lo decis hoy!

PACHECO: El astro del condestable

ha dias que se eclipsó.
Esta pompa que aqui veis,
este soberbio esplendor
que al de los reyes iguala,
la asombrosa reunión
de damas y cortesanos
que acuden hoy a su voz
adorando al que en Castilla
resplandece como el sol;
esas magnificas justas
do de las trompas al son
salen á probar sus lanzas
guerreros de alto valor;
el rey mismo que bajando
del noble solio español,
viene á honrar con su presencia
de un vasallo la mansión;
todo no es mas que la sombra
de un poder que ya pasó,
y de una luz que se apaga
el último resplandor.

VIVERO: ¡Cómo!...Esplicaos
PACHECO: Del rey


<<<
>>>