Don Álvaro de Luna: 07

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 07 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate


yo leo en el corazón.
Privaos de tantos años
le cansa; el yugo opresor
siente al fin, y solo anhela
de romperlo la ocasion.
Do quier halla al condestable
que le cela en rededor,
y en sus miradas altivas
le tiene como en prision.
Desvanecido el encanto
que un tiempo le subyugó,
ya no mira a su valido
jóven, galan, seductor,
sino cual áspero anciano
de orgullosa condicion.
No es el verle su alimento,
no enferma si se ausentó
si antes buscábale ansioso,
 hora huye de él con temor;
y no penseis que á su pecho
vuelva la antigua aficion;
que de amar dejan los reyes,
pero eterno es su rencor.
VIVERO: Y sin duda , eprovechando

tan bella disposicion,
¿quereis hacer de un rival
la caída más veloz?

PACHECO: Recoger su herencia intento,

mas no ser su destructor;
que cuando baje al sepulcro,
sin esfuerzos el timon
podré empuñar del estado,
y ser del reino señor.
Hora ambiciones sin cuento
contrastáran mi ambicion;
y de tanto noble altivo
á tal distancia no estoy,
que no presuman los necios
ver en mí lo que ellos son.
Riquezas tiene el maestre
y empleos de tal valor,


<<<
>>>