Don Álvaro de Luna: 09

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 09 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



¿quién te lo disputa , quién?
Infunde, virgen Maria,
aliento a su corazón,
cuando en ardiente bridon
combata á la vista mia:
que á cada encuentro un laurel
mire en su frente brotar,
y en tus aras consagrar
 prometo rico joyel.
Venga á recibir de mi
la banda entonces mas bella;
y si el alma no va en ella,
ea porque ya se la di.

(Se sienta en un banco,)

VIVERO: Pensativa está, señor.
PACHECO: No nos ha visto, Vivero.
VIVERO: Y por las señas infiero

que es pensamiento de amor.

PACHECO: Pedidle, Vivero, á Dios

que de esa suerte no sea.

VIVERO: ¡Dicboso quien la posea!
PACHECO: O desdichados los dos.
VIVERO: ¿Teneisla amor por ventura?
PACHECO: Por quien es, más que por bella.

Dejadme solo con ella. (Vase Vivero.)


ESCENA III.


PACHECO. ELVIRA


PACHECO: Guarde Dios vuestra hermosura.
ELVIRA: ¿Aquí vos, el de Villena?
PACHECO: Perdonad mi atrevimiento

si turbo ese pensamiento,
señora, que os enagena.

ELVIRA: Distraida en el jardín,

contemplaba estos primores:
¡son tan galanes sus flores!

PACHECO: Bello es el blanco jazmín

que los aires embalsama,
bello el pintado clavel,


<<<
>>>