Don Álvaro de Luna: 110

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 110 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



PACHECO: En vano ese perdon...

tiempo no tienes para llevarlo.

ELVIRA: ¿Cómo?
PACHECO: Oid.

(Suenan las tres del reloj de la torre.)

DESTÚÑIGA: ¡ Oh rabia!. ¡Las tres!
MORALES: No puede ser... Aun falta en este...

(Mirando el reloj de arena.)

DESTÚÑIGA: ¡Traidor!... Comprendo...

Tú el reloj sin duda has osado avanzar.

PACHECO: Si.... Ya vengueme.
DESTÚÑIGA: No lo creas... Venid... Desde esta reja

todos gritemos que el suplicio cese.

ELVIRA: Sí, si... ¡Perdon ! ¡Perdon !... Mirad...

Teneos...
(Destúñiga y Morales corren á la ventana del fondo
y la abren de par en par. Se ve una plaza , y el
cadalso en que está ya don Alvaro degollado.
Elvira corre hacia la ventana gritando y mostrando
el perdon; pero al ver muerto a su padre,
da un grito y cae desmayada en los brazos
de Destúñiga y Morales.)

DESTÚÑIGA: ¡Cielos !... ¡No es tiempo ya!
ELVIRA: ¡ Jesus mil veces !




<<<