Don Álvaro de Luna: 17

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 17 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



y vuestros juegos seguid;
que aquí me es fuerza quedar
con el maestre un momento.

ÁLVARO: ¿Conmigo?
REY: Ciertos asuntos

tenemos que tratar juntos.

(A los caballeros que se retiran.)
Dios os guarde.

VIVERO: (Bajo a Pacheco.) Macilento

quedó con la reprimenda.

CASTRO: (Bajo á Plasencia con ironía.)

Os doy, conde, el parabien
por esta merced.

PLASENCIA: Tambien yo os lo doy por la encomienda.




ESCENA VII.


EL REY.DON ÁLVARO


ÁLVARO: Señor.... (Se echa á los pies del rey.)
REY: ¿Qué es esto, condestable... Alzaos...

¿Vos á mis plantas?

ÁLVARO: Sí...vuestro semblante

me dice, airado, que enojaros pude.

REY: No, don Alvaro, no.... Mas escuchadme....

Tiempo es ya de decir.... Mucho me cuesta....
Y no sé si tendré fuerza bastante.

ÁLVARO: . ¿Qué os detiene, señor?... ¿Pensais acaso

en mi encontrar un corazón cobarde?
¡Ah! bien me conoceis: nunca la suerte
vencer pudo este pecho incontrastable.

REY: Una prueba de amor pediros quiero.
ÁLVARO: Mi deber es por vos sacrificarme.

Decid.

REY: Viéndolo estais..., Por vos do quiera

mis reinos todos en discordias arden;
y tras tanto afanar, un bien precioso,
la paz, la dulce paz, es justo darles.

ÁLVARO: ¿Y bien?...
REY: En vano conseguirlo anhelo,




<<<
>>>