Don Álvaro de Luna: 26

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 26 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate



¿Qué vale el poder si es dable
perderlo en solo un momento,
o no alcanza á desterrar
este temor de perderlo?
¿Sabeis vos el conservarlo
cuánto cuesta? ¿qué tormentos?
¡Horrible es el corazon
del poderoso! Si verlo
pudiera el vulgo, causara
en vez de envidia, desprecio.
PACHECO: Todo lo sé, condestable,

conozco bien lo que quiero.
Afanes causa el poder,
hace infeliz, bien lo creo
mas todo una sola cosa
lo recompensa, el tenerlo.
Logre yo ser lo que sois
todo lo demás es menos.
A vos os pueden quitar
bienes, honores, es cierto;
mas siempre de entre las ruinas
del poder que catamos viendo,
vuestra fama se alzará
para asombro de los tiempos.
Con tal de haber sido mucho,
en ser nada yo consiento;
y caiga luego al abismo
si toco primero al cielo.

ÁLVARO: Que sois digno de elevaros

hasta mi, mostrais en eso;
pero explicaos al fin:
¿cuáles son vuestros proyectos?

PACHECO: Rivales los dos temibles,

o paz o guerra os ofrezco.

ÁLVARO: Elegid la que gusteis.
PACHECO: Yo la paz.
ÁLVARO: Y ¿he de creeros?
PACHECO: El combatimos seria

el uno al otro perdernos,
con nuestra ruina encumbrando
a esos nobles altaneros.



<<<
>>>