Don Álvaro de Luna: 29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto Segundo
Pág. 29 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate


El teatro representa un magnífico salón con ventanas

y puertas laterales. En el fondo hay tambien tres

grandes puertas que, abriéndose, dejan ver el jardin.

Mesa y sillas.




ESCENA PRIMERA.


DON ALVARO, solo.


(Sale muy agitado y luego se sienta.)


Por fin, concluyóse ya

tan enojosa función:

¡fiestas cuando el corazón

lleno de ponzoña está!

¡Reir, fingir alegria,

y aqui dentro padecer!

No, nadie pudo creer

lo que el semblante mentía.

Do quiér con malignos ojos

yo los ví que me observaban,

cual gentes que no ignoraban

mis mal ocultos enojos;

y entre el fúnebre brillar

de la fingida sonrisa,

con maliciosa pesquisa

mis penas escudriñar.

Parecido á ningun otro

es este horrible tormento:

brasas era el asiento

do estaba como en un potro.

No puedo mas.... De esta pena

descansemos un instante.—

¡Cuán ufano y arrogante!