Don Álvaro de Luna: 31

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 31 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate


 teneislo.

ÁLVARO: Sí, la corona

solo falta á mi grandeza
Mas mi poder soberano
que á quien le contempla asombra,
que á mis plantas por alfombra
pone el reino castellano,
¿sabes cuanto al coraron
cuesta de afan y tormento?
¡Perdido es para el contento
cuanto alcanza la ambicion.

ELVIRA: Dejadlo. ¿A qué lo queréis

si vuestra desdicha labra ?

ÁLVARO: ¿Quieres que mi pecho te abra?

No lo puedo.

ELVIRA: ¡No podeis!
ÁLVARO: No, que á quien logra alcanzarlo.

cual sujeto á un maleficio,
es el tenerlo un suplicio ,
y en un suplicio el dejarlo.

ELVIRA: ¿Y si os lo quitan?
ÁLVARO: ¿Qué dices? ¿Sabes que ya lo procuran?

¿Sabes?... ¡Ah! mal se figuran
que han de lograrlo.... ;Infelices!
Pronto mi venganza.... Elvira ,
perdona, no estoy en mí
perdona á tu padre, sí
que hablando de esto delira.

ELVIRA: ¿ Qué oigo?... ¿Algun traidor sin ley:
ÁLVARO: Lo son cuantos me rodean.
ELVIRA: ¿Y vuestra ruina desean?
ÁLVARO: Sí.
ELVIRA: Mas el favor del rey....
ÁLVARO: Y ¿qué es de un rey el favor ?

Tan solo nube ligera,
llama leve y pasagera
que apaga el viento menor.

ELVIRA: ¿Temeis perderlo?
ÁLVARO: Hija mia, ya lo he perdido.


<<<
>>>