Don Álvaro de Luna: 40

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 40 de 110
Don Álvaro de Luna Antonio Gil y Zárate


ÁLVARO: Será preciso.

Si él queda en vuestra corte, yo me ausento.
Con disturbios sin fin, si ambos en ella
que estemos consentís, la turbaremos:
él de mi ruina sin cesar tratando,
yo sus pérfidas tramas combatiendo.
Entre uno y otro que elijais conviene:
ved á cuál preferís....Yo con respeto
vuestra sentencia aguardo.

REY: Y un instante

¿podeis dudar cuál sea? Conocerlo
me es forzoso, maestre; de mi ladono os debeis separar; que al noble esfuerzo
con que mi causa sosteneis constante,
el bello lustre de mi trono debo.
Mas combatido por afectos tantos,
dejadme respirar; que harto padezco
en tan penosa lucha, y retirado
me es necesario estar cortos momentos.
En breve os llamaré; y en este asunto
de lo que hacer conviene trataremos.
Adios.

ÁLVARO: Pero, señor, con esa lista,

¿qué pretendeis hacer?

REY: Nada.... Os la entrego.

(Le da el papel y vase.)


ESCENA V.


DON ÁLVARO, solo.

Respira, al fin, corazon,
que ya el triunfo aseguré.
Villena, rival osado,
caiste en tu propia red.
Mira este pacto afrentoso
que me quisiste imponer,

(Rompe el papel.)

míralo pedazos hecho;
y tiemble ya tu altivez,
que con tu pecho malvado



<<<
>>>